Cerámica Neuquén: no se pudo realizar la audiencia para frenar el remate y temen el desalojo

Solo asistieron los representantes de la cooperativa de trabajadores, que piden intervención del Gobierno provincial.
martes, 24 de agosto de 2021 · 17:44

La audiencia prevista para la reunión de las partes involucradas en el conflicto de la Cerámica Neuquén no pudo llevarse adelante debido a que solo asistieron los trabajadores, que mantienen la fábrica en producción.

En el problema alrededor de la ceramista local interviene el juez Sergio Cosentino, que estableció la necesidad de trabajar con el objetivo de consolidar un preacuerdo que ofrece soluciones para los trabajadores y los acreedores, sin embargo el mismo se encuentra frenado.

Una de las principales preocupaciones de los ceramistas es que se avance con el desalojo, ya que la fábrica se encuentra en concurso de acreedores. Resulta que se enfrentan los intereses de los trabajadores, que quieren mantener la Cerámica Neuquén en producción y los acreedores, que pretenden cobrar el dinero que se les debe.

Según el representante de los ceramistas, Alejandro López, la solución al conflicto vendría de la mano de la venta de los terrenos aledaños a la fábrica, lo que permitiría obtener el dinero para pagar a los acreedores y para que se pueda seguir la producción en la modalidad de cooperativa.

Denuncian que el desalojo podría dejar a cientos de trabajadores sin empleo. 

 

Piden la intervención del Gobierno

Hasta el momento, los ceramistas consideran que la situación se encuentra en “una especie de empate técnico” y que habría posibilidades de alcanzar una solución mediadora. Sin embargo, alertaron que la ausencia de la patronal a la cita prevista con la Justicia, representa un riesgo.

“Nos parece una irresponsabilidad y una decisión complicada para los que estamos llevando adelante la gestión obrera porque si no se avanza en ese sentido, se avanza sobre el lado del remate”, explicó López en nombre de los trabajadores.

Agregó que hoy se acercaron hasta la Casa de Gobierno en la capital provincial para exigir que el Estado intervenga en el conflicto. “Le estamos pidiendo una reunión al gobierno de la Provincia, sobre todo a la ministra Vanina Merlo, para que nos reciba, porque nos parece a nosotros que el poder político tiene que interferir e inmiscuirse en esta problemática”, señaló López.