VIOLENCIA

Preocupación en el Jardín 66 por amenazas de muerte a dos maestras: piden que intervenga el CPE

Las clases están suspendidas desde el pasado viernes.
martes, 4 de octubre de 2022 · 18:17

El Jardín 66 del barrio Cuenca 16 suspendió las clases el pasado viernes, luego de que dos maestras fueran amenazadas de muerte por la familia de una alumna que asiste a esa institución. Según una de las docentes, no es la primera vez que reciben amenazas, por lo que decidieron hacer públicos los hechos.

“Como colectivo docente estamos viviendo situaciones de violencia por parte de la familia. A partir de lo sucedido en el Jardín 31, comenzaron a amedrentarnos y amenazarnos” relató Rocío, quien aseguró en comunicación con LU5 que la familia “vino muy violentamente a decirnos que nos mataría si a su hija le pasara algo”.

Piden la intervención del CPE.

Y agregó: “Si bien no llegó a tocarle su cuerpo, se le fue encima. A partir de ahí decidimos que no podemos continuar con estas situaciones, porque cualquiera puede entrar al jardín a descargar su bronca con nosotras”.

En este contexto, La docente negó que en esa institución ocurran situaciones como la denunciada, pero se mostró comprensiva con el contexto. “En un marco respetuoso es entendible, se puede charlar, podemos hacer talleres entre todos, pero bajo amenazas nadie puede convivir”, remarcó.

Los casos de abuso en el Jardín 31 han tenido impacto en otras comunidades educativas.

Asimismo, agregó que ante la inacción de la supervisora de la institución y del Consejo Provincial de Educación (CPE), radicaron la denuncia, pero hasta ahora no se ha tomado ninguna medida de protección. “Queremos que alguien del CPE venga a dar la cara y charle con las familias”, reclamó.

En este contexto, se conoció que las docentes habían solicitado la incorporación de un guardia de seguridad para llevar un control de quienes ingresan al Jardín 66 y, eventualmente, frenar un ataque hacia ellas. “En este caso fue una familia, pero a lo largo del año ha habido otras manifestaciones de venir a gritarnos adelante de sus hijos, sin pensar en las infancias”, lamentó.