RECLAMO

Protesta de criancero contra exministro cumplió una semana en Casa de Gobierno

Ernesto Kral insiste en que el exministro Guillermo Coco le usurpó 200 hectáreas de tierras, donde instaló plantas de arena y de hormigón.
martes, 17 de octubre de 2023 · 15:14

Ernesto Kral, el criancero que protesta frente a Casa de Gobierno por la presunta usurpación de 200 hectáreas de tierras a manos del exministro de Energía de la Provincia, Guillermo Coco, cumplió una semana en el lugar.

En diálogo con Minuto Neuquén, Kral explicó que es cuarta vez que se acerca a la capital neuquina por el mismo reclamo. “El señor Guillermo Coco me ha usurpado las tierras allá en la localidad de Añelo, donde ya soy un ocupante de más de veinte años y por la ley 263 me corresponden”, explicó.

El criancero aseguró que tiene “alguna documentación, pero no toda la que corresponde” y pidió la intervención del gobernador Omar Gutiérrez. “No vengo acá a buscar un título de propiedad, solamente que se encargue la Justicia”, aclaró.

Kral rechaza que se hayan instalado una planta de arena y otra de hormigón en las tierras donde vive junto a su familia y sugirió corrupción en el otorgamiento de los permisos.

Carta dirigida el gobernador Omar Gutiérrez.

“Minería le ha otorgado un permiso de habilitación de cantera, que es un permiso ambiental, por estos arreglos clandestinos que han hecho y están contaminando todo. El pasto no sale, porque tiene montones de arena acopiada a cielo abierto, cuando eso se hace con galpón, y hasta el mismo río que está cerca lo están contaminando”, denunció.

 

Hasta que lo atienda el Gobernador

Ernesto Kral reiteró que va a permanecer en el sitio hasta que lo atienda el gobernador Gutiérrez. “Traje las chivas ahora porque ya los caballos estuvieron mucho tiempo y son más mansas, no pueden patear a nadie, para no joderle la vida a ningún ciudadano de acá”, dijo.

Aseguró que permanecerá en el lugar hasta que le den una respuesta. Fuente: (Javier Manzano - Minuto Neuquén)

Finalmente, el criancero agradeció a las personas que lo han ayudado con comida y agua caliente, e incluso le han ofrecido sus casas para bañarse. “No queremos molestar a ninguna persona, estamos pacíficos y muy agradecidos con la gente”, cerró.