EDUCACIÓN

Alumnos del colegio San Martín realizan una sentada contra la violencia: apuntan contra directivos

Aseguran que las autoridades amparan hechos violentos. La medida se extenderá hasta las 18:00.
lunes, 25 de septiembre de 2023 · 14:12

Alumnos del colegio San Martín realizan una sentada en las puertas de la institución, ubicada sobre Avenida Argentina de Neuquén capital, por presuntos hechos de violencia amparados por las autoridades. Anunciaron que se extenderá hasta las 18:00 e invitaron a estudiantes de todos los turnos.

Lihué, una de las impulsoras de la medida, denunció que la semana pasada hubo cinco hechos de violencia que tuvieron como protagonista a la madre de una alumna “y la escuela lo que hizo fue sacar a todos los alumnos que estaban adentro, aunque fueran los violentados, cerrar las puertas y no dar la cara”

Según la alumna del colegio San Martín, “esa madre nunca debió haber estado dentro de la escuela” porque tiene una restricción. “No podía ingresar y se encontró adentro intentando forcejear con una de los alumnas, que terminó con un ataque de pánico”, lamentó. Por ello, decidieron realizar la sentada.

Aseguró que, en respuesta, la institución planteó que “las familias que permitían esta sentada se tendrían que hacer cargo si nos pasaba algo, dando a entender que ellos nos pueden violentar a nosotros, que las familias son los únicos que se pueden hacer cargo y que nosotros no tenemos pensamiento propio. Además, nos acusaron de que estamos siendo influenciados por organizaciones sociales o la misma familia”.

Las denuncias comenzaron a principios de año.

El pedido de los estudiantes a los directivos del colegio San Martín —remarcó Lihué— es “que hablen, que expliquen las suspensiones arbitrarias que tomaron sin sentido alguno hacia las víctimas y sus familias, y que no se nieguen a tomar las medidas de seguridad. Hasta nosotros tuvimos que plantear unas para los guardias de seguridad, porque esto ya había pasado una vez con la misma madre, que golpeó a una profesora e intentó y no sé si llegó a golpear a tres alumnas más”.

Y agregó: “Desde ese momento, nosotros empezamos a movernos. Hicimos un protocolo de seguridad en el que estábamos pidiendo que todas las personas que ingresaran tenían que tener cuaderno de comunicaciones y las familias tenían que hacer una nota en el cuaderno, pero la verdad es que la escuela se está aprovechando este pedido para usarlo en nuestra contra, para que las personas que ellos quieran puedan acceder sin problema alguno”.

La institución está ubicada en Avenida Argentina.

Por su parte, Alejandra, madre de la alumna afectada, exigió que “el establecimiento se responsabilice de todos los daños que le han provocado a mis hijas, porque tengo dos hijas y ese día las estaban amenazando a las dos”.

Explicó que una fue suspendida “hasta nuevo aviso, o sea, no tiene derecho a la educación. Se le está privando y negando el derecho a la educación y los chicos están cansados de eso. Cualquier adolescente con la situación que se vivió queda traumado”.