POLÍTICA

Aseguran que el Gobierno le entregó el manejo del EPEN al gremio estatal ATE

Con la designación de Mario Moya como presidente del Ente de energía y Marcelo Severini, presidente de CALF, como director por el Ejecutivo, el gremio estatal tendría control absoluto en las decisiones.
martes, 20 de febrero de 2024 · 15:15

Con el convenio entre el EPEN y CALF por el “Cargo por potencia transportada”  bajo sospecha y el creciente malestar de los usuarios y autoconvocados de la cooperativa por la tasa extra que deben abonar por la deuda con Cammesa, en las últimas horas se conoció que el presidente de la empresa capitalina encargada del suministro de energía en la ciudad, Marcelo Severini ocupará un lugar en el directorio de EPEN, en representación del Gobierno provincial. 

Marcelo Galera, presidente hasta la semana pasada del Ente, dejó su cargo en medio de una tensa relación con la cúpula del gremio ATE y el director por los trabajadores, Mario Chiappe. También dimitió Cristian Massini, acusado por el gremio de estar colgado de la luz en su casa del Lago Mari Menuco. Esos lugares serán ocupados por Mario Moya, quien será el nuevo presidente del EPEN y Severini que tendrá un lugar como director por el Ejecutivo ad Honorem.

Aseguran que ATE tendrá incidencia directa en las decisiones en el EPEN. Fuente: (Twitter)

“Aunque no fueron nombrados, cada uno ya tomó posesión de las oficinas”, confió una fuente que cumple funciones en la empresa estatal. Hasta el momento no hubo confirmación oficial, pero quienes recorren los pasillos del EPEN aseguran que es cuestión de horas para el anuncio del nuevo directorio.

Con los nuevos movimientos en la conducción de la empresa estatal de energía, ATE se habría asegurado el control total en la toma de decisiones. Es que todos sus integrantes fueron o son parte del gremio. Severini, cuñado de Carlos Quintriqueo, fue el primer director obrero del EPEN, Chiappe es el actual director por los trabajadores, mientras que Moya comenzó en la línea Azul del MPN y se convirtió en uno de los hombres de confianza de Chiappe. Además, la mayoría de las gerencias son responsabilidad de personas allegadas al sindicato estatal.  

El secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo. Fuente: (Twitter)

Sorpresivamente, fuentes vinculadas a la conducción provincial del gremio, miran de reojo las idas y vueltas en la empresa estatal.  Aseguran que la nueva organización es un acuerdo de cúpula. “Es una forma de mantener tranquilo a ATE. El Gobierno le da el manejo de una de las principales cajas, a cambio de que el gremio no sea un obstáculo para lo que viene, como por ejemplo el IPC que no pasa más allá de junio”, explicó un delegado descontento con lo que sucede en el EPEN          

Estos cambios despertaron la preocupación de varios integrantes de la lista verde y blanca de ATE por temor a “una cacería de brujas”. También hay malestar por la pérdida de ingresos que generó el “error” de fórmula en el convenio entre EPEN y CALF, la tercerización de los servicios de maestranza y seguridad y el excesivo alquiler de vehículos.