Pesca ilegal

Gendarmes incautaron 49 truchas arco iris a pescadores furtivos en Junín de los Andes

Durante un operativo de rutina en la Ruta Nacional 40, cuatro infractores locales, tres hombres y una mujer, fueron descubiertos pescando sin permiso.
jueves, 18 de abril de 2024 · 16:57

Efectivos de Gendarmería Nacional realizaron un operativo de control vehicular de rutina sobre la ruta Nacional 40, en jurisdicción de la localidad de Junín de los Andes. De acuerdo al informe de la fuerza, incautaron una importante cantidad de ejemplares de trucha arco iris, que habían sido obtenidas de manera ilegal en la zona de Alicurá.

Durante el operativo, el cual se realizó el miércoles 17 de abril en uno de los ingresos a la ciudad de Junín de los Andes en forma conjunta con personal de guardafaunas, los gendarmes detuvieron la marcha de un automóvil Renault Logan, en el que se movilizaban tres hombres y una mujer. Al momento de requisarlo, advirtieron que trasladaban en su interior, “49 piezas de trucha arco iris, con alrededor de 80 kilogramos de peso en total, obtenidas de manera ilegal”.

Las piezas de trucha arco iris incautadas por los efectivos de Gendarmería. Fuente: (RSM)

Según detalla el informe de gendarmería, “se trata de vecinos domiciliados en la localidad de Junín de los Andes, tres hombres y una mujer, que se movilizaban a bordo del automóvil Renault Logan”. Durante el interrogatorio, mostraron dudas al ser preguntados sobre si transportaban alguna pieza proveniente de la actividad de pesca, lo que llevó a los efectivos a realizar una inspección del vehículo.

El informe también señala que los ejemplares estaban siendo trasladados “sin documentación ni autorización alguna, en la zona de Alicurá”. Los efectivos sospechan que, por la cantidad, los pescadores furtivos habrían pasado al menos dos noches en el lugar.

Personal de guardafaunas de Neuquén trabajó junto a los efectivos de Gendarmería. Fuente: (Minuto)

Luego de realizar el acta correspondiente, por la infracción a la ley provincial de fauna, los efectivos de gendarmería y guardafaunas secuestraron las piezas y fueron donadas al comedor Los Humildes, “que se encarga de asistir con comida a personas de bajos recursos y en situación de calle”.