Correo Argentino: San Patricio del Chañar también resiste al cierre

Las manifestaciones en contra del cierre de las oficinas de Correo Argentino en el territorio provincial siguieron hoy, esta vez en El Chañar, donde el referente de esa dependencia postal, Pablo Ruiz, está convocando a la comunidad a acompañar el reclamo.
miércoles, 15 de mayo de 2024 · 05:22

La localidad de San Patricio del Chañar se sumará a la ola de manifestaciones en apoyo a los trabajadores de las sucursales de Correo Argentino en la provincia.

La cita se dará este viernes 17 de mayo a las 10, afuera de las instalaciones que Correo Argentino tiene en esa localidad. Pablo Ruíz, referente de la empresa en la localidad, declaró a los medios que "la operación cierre no tiene vuelta atrás, hasta ahora”, y que “sigue en pie la oferta del retiro voluntario antes del 24 de mayo".  

El Correo Argentino tiene identidad propia entre los trabajadores. Fuente: Facebook.

Lamentó que muchos de sus compañeros hayan “abandonado el barco” al firmar y aceptar las indemnizaciones, aunque aseguró que “nosotros seguimos firmes porque no pueden cerrar el Correo Argentino, es algo esencial para la comunidad y para nosotros también”.

Con doce años de antigüedad, el trabajador aseguró que este “es el único trabajo que tuve en mi vida y quiero terminar mi carrera acá”. Ayer Rafael Tropa, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Correo de Neuquén y Río Negro (Sitraco), había señalado a este diario que "el miércoles vamos a hacer una volanteada en Santa Fe 101 de Neuquén, tratando de que la gente entienda que no se pierde solo el laburo del empleado del correo, sino también la comunicación con estos pueblos. 

Los trabajadores y el Sindicato esperan que los gobernadores se involucren y apoyen su reclamo. Fuente: Facebook.

Desde la organización también aseguraron que acompañarán a Ruíz y equipo de trabajo el viernes. “Estamos retrocediendo casi 60 años para atrás”, expresó Tropa y pidió al gobernador de la provincia de Neuquén que se involucre tal como lo hizo Wereltineck en Río Negro.