NEUQUÉN

Repudiaron en la Legislatura los "allanamientos ilegales" a comedores de las organizaciones sociales

La propuesta surgió desde la banca del Frente de Izquierda. Aseguraron que se utilizó una metodología propia de la dictadura militar.
sábado, 18 de mayo de 2024 · 17:33

La diputada Gabriela Suppicich, perteneciente al Frente de Izquierda y de los trabajadores Unidad (FIT-U), presentó un proyecto de declaración en repudio a los allanamientos realizados por fuerzas de seguridad el pasado 13 de mayo a distintas organizaciones sociales. 

Estos allanamientos, que tuvieron lugar en sedes y comedores de las organizaciones FOL, Barrios de Pie y Polo Obrero por orden del fiscal Gerardo Pollicita, fueron calificados en el proyecto como "ilegales". Además, la declaración advierte en sus fundamentos que la metodología utilizada concuerda con métodos empleados durante la dictadura militar.

La legisladora Gabriela Suppicich fue la autora de la iniciativa. Fuente: (Facebook)

El proyecto, identificado con el número 16715, ingresó el 15 de mayo y cuenta con la firma de la diputada Gabriela Suppicich, así como del legislador Andrés Blanco, pertenecientes a las fuerzas políticas FIT-U y PTS-FIT-U, respectivamente. 

En el mismo, se denuncia que dichos allanamientos tienen como objetivo "quebrar al movimiento piquetero combativo que viene enfrentando al gobierno de Milei" Además, expresaron su preocupación por la decisión de la actual gestión nacional de dejar de abastecer con alimentos a los comedores populares y de congelar y recortar programas sociales, en medio de un contexto de crisis social y económica.

Uno de los procedimientos realizados en comedores. Fuente: (Twitter)

Los allanamientos realizados a las organizaciones sociales fueron a partir de una denuncia realizada por el Ministerio de Seguridad, encabezado por Patricia Bullrich, a raíz de la primera movilización realizada en contra de Javier Milei, el 20 de diciembre. 

En una conferencia de prensa, los movimientos denunciaron que los operativos fueron "exageradamente violentos" y se llevaron a cabo en presencia de niños. A través de representantes legales, indicaron que algunos se hicieron durante la madrugada y que la policía federal se llevó cosas que no debían.