INSEGURIDAD

Admitió un crimen y le pidió perdón a la familia de la víctima

El condenado participó en un violento robo en una casa del barrio Villa Florencia, junto con dos cómplices. La víctima lo identificó.
martes, 21 de mayo de 2024 · 22:55

Un hombre que participó en un violento robo en julio del año pasado, que culminó con el crimen de uno de los habitantes de la casa, admitió su responsabilidad en el hecho. Un juez de garantías lo declaró culpable y quedó a la espera de recibir la condena que podría oscilar entre 8 y 25 años de prisión.

El imputado, identificado como Jesús Edgardo Tamborindegui, pidió perdón a la familia de Ulises Ariel Romero, de 25 años, a quien asesinó a puñaladas durante el robo a su vivienda en el barrio Villa Florencia de Neuquén capital, en la madrugada del 21 de julio de 2023.

Ulises Romero, la víctima del homicidio. Fuente: (Facebook)

Este lunes 19, se desarrolló la audiencia en la que Tamborindegui iba a comenzar a ser juzgado por el crimen de Romero. Sin embargo, a partir de un acuerdo de partes, el imputado reconoció su responsabilidad y fue inmediatamente condenado. Llegó a esa audiencia acusado por el fiscal Andrés Azar.

En la investigación quedó imputado otro hombre, al que se lo identificó por sus iniciales M.O, cuya situación se resolverá en los próximos días, ya que las partes indicaron en la audiencia que también se trabaja en la posibilidad de una declaración de responsabilidad mediante un acuerdo.

La vivienda donde fue ultimado Romero. Fuente: (LMN).

El violento episodio sucedió el 21 de julio de 2023, alrededor de las cinco de la mañana. La teoría de la fiscalía, que Tamborindegui reconoció durante la audiencia de hoy, es que los acusados ingresaron a una vivienda del barrio Villa Florencia, donde la víctima vivía con una tía.

Los dos imputados entraron a la casa al grito de 'policía, policía', y comenzaron a golpear a la tía de la víctima, quien se encontraba junto a otra persona. Les exigieron dinero y teléfonos celulares. Minutos después, ya cuando salían de la vivienda, Tamborindegui y M.O se cruzaron en el patio con Romero, quien regresaba en ese momento a la casa. Lo acorralaron y le dieron tres puñaladas. Antes de morir, la víctima pudo decirles a sus familiares quiénes lo habían atacado, ya que los había reconocido.

Una tercera persona participó del robo, ya que llegó al lugar junto a Tamborindegui y M.O. Esta persona se llevó una bicicleta pero aún no ha sido identificada y permanece prófuga.

Azar encuadró el accionar en el delito de homicidio simple, en carácter de coautores. Tamborindegui le pidió al juez de garantías Luis Giorgetti la palabra para, en primer lugar, aceptar su participación en el crimen, y luego, para ofrecer disculpas a la familia de la víctima.