Querían hacer una vivienda con desechos, pero todo terminó así...

En plena belleza neuquina, este grupo de ecologistas no llevaron a cabo su proyecto y en cambio dejaron un grave perjuicio en Villa Melquilina. Los detalles.
Por 
jueves, 07 de febrero de 2019 · 13:41

NEUQUÉN.- Villa Meliquina, es un paraje a orillas del lago del mismo nombre. Allí viven 290 habitantes, y está ubicado a 40 kilómetros de San Martín de los Andes, Neuquén. No hay servicios básicos, ni señal de celular y, por la conducta disciplinada de sus vecinos, tampoco hay basura. Cada persona que vive o  llega a recorrer Meliquina, toma el compromiso de llevar consigo sus desechos a San Martín.

Allí el pasado 3 de enero desembarcaron varios ecologistas desde Buenos Aires para levantar, sobre un terreno de 3000 m² cedido por un vecino entusiasta, una casa utilizando desechos plásticos y neumáticos como materia prima.

Cerca de  50 jóvenes, muchos de los cuales viajaron a dedo, se concentraron ese día dispuestos a poner el hombro en un proyecto de la ONG Nave Terra basado en el aprovechamiento de la basura. Se pretendía crear un centro cultural mezclando conceptos de la permacultura con ideas ecologistas modernas.

Desde otras localidades, trajeron los desechos. Por otro lado, os jóvenes sumaron apenas dos baños secos para hacer sus necesidades. Rápidamente rebalsaron y comenzaron a llenar de residuos en los espacios que ocupaban. Hubo un constante ir y venir de neumáticos, plásticos y otros elementos en manos de los ecologistas durante dos semanas.

Pero todo se detuvo cuando la Asociación de Vecinos de Meliquina decidió intervenir y acudió a la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente de la provincia para informar sobre esta obra y la “invasión” de trabajadores en negro.

Finalmente se pudo descubrir que no había autorización provincial y que los trabajadores no tenían los seguros correspondientes.

Es así como quienes representaban a Nave Terra  recibieron como una ofensa las inspecciones y la oposición al proyecto de la población y abandonaron su emprendimiento dejando atrás un cúmulo de basura y materiales tirados que antes no estaban.

En declaraciones a Clarín Miguel Pavez, presidente de la Asociación de Vecinos de Meliquina, detalló: “En Meliquina no se producen desechos suficientes para tal proyecto, por lo tanto el lugar está mal elegido, debiendo buscarse aquellas localidades donde por sus sobrantes puedan llevar adelante el proyecto sin alterar el medio de la manera en que lo están haciendo. Generalmente en estas localidades hay necesidades de viviendas insatisfechas”.

Sistema desconocido de vida. Los vecinos de la villa aseguran que desde la ONG tampoco saben cómo se habita en el paraje y que muchos de los pobladores utilizan recursos de energías renovables, como la corriente de un río o la luz solar, para procurarse electricidad y energía. También apuntan a que la convocatoria en redes trató de captor  a los jóvenes aludiendo a que Meliquina es un territorio virgen y “sin policías”.

Nave Terra dice en su página que los voluntarios cumplieron con una primera etapa y queda en suspenso su continuación. Las  postales del lugar marcan otra realidad. La construcción fue abandonada dejando la villa una zona plagada de basura.

Autoridades: Por favor, a resolver este tema urgente. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias