Regionales

A puertas cerradas, comenzó el juicio a Paita

Comenzó esta mañana en la Cámara Primera del Crimen de General Roca el juicio al médico Alberto Paita acusado de practicar abortos entre otros cargos.
lunes, 26 de octubre de 2009 · 00:00
Los jueces resolvieron que no sea público para proteger la identidad de las cuatro mujeres que se habrían sometido a los abortos. El médico ingresó pasadas las 9.30 y dijo que esta siendo juzgado “por los medios de comunicación”.

Comenzó esta mañana en la Cámara Primera del Crimen de General Roca el juicio al médico Alberto Paita. Están previstas cuatro jornadas en las que desfilarán alrededor de 30 testigos.

Los jueces Carlos Gauna Kroeger, Mario Bufi y Margarita Carrasco definieron realizar las audiencias a puertas cerradas para proteger la intimidad de las cuatro mujeres que se habrían sometido a los abortos. A pesar de las quejas formales de los periodistas no declinaron su decisión.

Paita está procesado con prisión preventiva por los cargos de "aborto con consentimiento de la mujer (4 hechos), falsificación de documentos públicos, fraude en perjuicio de la administración pública y peculado de bienes y servicio pagados por la administración pública (en este caso, el Ministerio de Salud)". A cargo de la defensa están los abogados Jorge Crespo y Eves Tejeda.

El juicio continuará el 29 de octubre y los días 2 y 5 de noviembre.

El "caso Paita" fue escandaloso de principio a fin. Comenzó con la denuncia penal del médico Mario Rivoire, director del hospital local en el 2001, tras conocerse una cámara oculta en la que el ginecólogo, en su consultorio del nosocomio, al parecer pactaba la práctica de un aborto con una pareja de falsos pacientes, ofreciendo montar una escena para simular complicaciones en el embarazo. Más escandaloso se hizo cuando el médico se fugó. Tres años estuvo prófugo de la justicia hasta que en enero de 2005 fue detenido en Cervantes. Pasó unas horas detenido y fue liberado, lo que le costó al juez Pablo Iribarren un juicio político y una suspensión por mal desempeño. Desde entonces, pasó otros tres años oculto, hasta que una investigación periodística lo ubicó en Buenos Aires, en julio de 2008.

(Rionegro.com)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias