Regionales

No consta en Minería disputas entre mineros y propietarios de campos

La Dirección General de Minería de Río Negro aseguró que no le consta que en los yacimientos de caolín y diatomita que hay en el territorio provincial se hayan producido problemas graves entre mineros y propietarios superficiarios.
jueves, 29 de octubre de 2009 · 00:00
Según datos oficiales, hay 34 minas que pertenecen a 18 empresarios o firmas en distintos lugares de Ingeniero Jacobacci que cuentan con declaración jurada ambiental, de las cuales cuatro 4 figuran como “planta de molienda”.

Del total, 31 explotan diatomita y las restantes, caolín.

En un informe, el director general de Minería, Sebastián Sánchez, consignó que antes del inicio de cualquier actividad minera (exploración, explotación, proceso de beneficio o tratamiento de minerales) los titulares de los derechos deben presentar ante la autoridad de aplicación (Consejo de Ecología y Medio Ambiente) un informe de impacto ambiental.

En ese informe se contempla el tipo de acciones a desarrollar y el eventual riesgo de impacto ambiental que se pudiera ocasionar.

Oficialmente, se aseguró que “la presentación de los informes de impacto ambiental se exige desde la Dirección de Minería, requisito sin el cual no se autoriza el inicio de las actividades” y que los informes son recibidos y remitidos a la autoridad de aplicación (CODEMA), que efectúa el exámen, aprobación, monitoreo y solicitud de la renovación bianual de los mismos”.

Respecto de la presencia de dos actividades superpuestas y, a veces contrapuestas, dentro del mismo ámbito geográfico (la actividad minera y la superficial), Sánchez explicó que “impone el respeto mutuo, como base y razón de su coexistencia”.

Detalló que “en la generalidad de los casos, el minero y el propietario superficiario celebran acuerdos frente a los posibles daños o perjuicios que pudieran sufrir. Estos acuerdos son privados y no es exigible que los mismos sean presentados y registrados en la Dirección General de Minería”.

No obstante, aclaró que ante reclamos o denuncias de los propietarios superficiarios, la autoridad de aplicación se hace presente en el lugar, constata la situación y, de ser necesario, acerca a los involucrados a fin de dar una solución al conflicto suscitado. Caso contrario, se cita a los interesados a una audiencia de conciliación que se realizará en la sede de la Dirección”.

Sánchez aseguró que “a esta autoridad no le consta que en los yacimientos de caolín y diatomita se hayan producido hechos de la naturaleza que se menciona” y destacó que “la policía minera, en el ejercicio de sus funciones, controla las guías mineras que se otorga, controla el pago del canon minero y planillas anuales de producción, constata infracciones y colabora con asuntos legales y, en los casos que sea necesario, realiza inspecciones”. (ADN)

Otras Noticias