Regionales

Declaró el acusado por pedofilia

Ricardo Runge concurrió al Juzgado de Instrucción 6 de Bariloche, que investiga la distribución de pornografía infantil, para ampliar su declaración indagatoria.
viernes, 6 de noviembre de 2009 · 00:00
El docente concurrió el miércoles por la mañana al Juzgado de Instrucción 6, a cargo del juez Miguel Gaimaro Pozzi, quien también investiga a Nilda Alicia Domínguez. El profesor Ricardo Runge amplió su declaración indagatoria en la causa que lo tiene imputado por la tenencia, almacenamiento y distribución de pornografía infantil.

El docente concurrió el miércoles por la mañana al Juzgado de Instrucción 6, a cargo del juez Miguel Gaimaro Pozzi, quien investiga a Runge y a su esposa, Nilda Alicia Domínguez, que también está imputada en la causa penal.

El matrimonio se presentó en el edificio de Tribunales, acompañado por su abogado defensor Omar Costa, en absoluto hermetismo.

De hecho, no hubo información oficial desde el juzgado sobre la ampliación de indagatoria que solicitó el defensor a pedido de Runge. Aunque el diario local El Cordillerano informó ayer del hecho. Todo indica que los profesores imputados quisieron evitar la guardia periodística que se monta cada vez que se anuncia que tienen que desfilar por algún despacho judicial.

Runge amplió su declaración indagatoria, mientras que su esposa, quien es docente jubilada, se negó a declarar tal como lo había hecho a principios de septiembre pasado, cuando fueron citados por el juez. En esa ocasión Runge ofreció algunas explicaciones muy breves sobre el hecho que se le imputa.

Causa

La investigación se inició en 2004 cuando la Policía Federal de Australia detuvo a un pedófilo que intercambiaba material por Internet con usuarios de Inglaterra, Brasil y Argentina, entre otros países. Esa investigación avanzó en forma conjunta con Interpol, de Londres, que detectaron imágenes de pornografía infantil, procedentes de un domicilio de Bariloche.

La causa llegó el pasado 30 de junio al despacho de Gaimaro Pozzi, procedente del Juzgado en lo Criminal de Instrucción 46 de Capital Federal, que se declaró incompetente.

Desde entonces el juez de Bariloche investiga el hecho y secuestró computadoras, cámaras digitales, pendrives del domicilio de los Runge, donde los peritos informáticos hallaron abundante material pedófilo.

El expediente ha dado varias vueltas, porque el juez le reenvió la acusación al agente fiscal Eduardo Fernández, quien promovió la acción penal contra el matrimonio de docentes, porque no le cerraban algunas apreciaciones del funcionario judicial, señalaron las fuentes.

Tras la ampliación de indagatoria de Runge, quien pertenece a una tradicional familia de la colectividad austríaca, Gaimaro Pozzi tiene que resolver si los procesa o dicta el sobreseimiento de los imputados.


Otras Noticias