Río Negro

Cabos sueltos en el fallo por el aborto de la menor

Se dieron a conocer ciertas desprolijidades en el fallo que autorizó a la menor de 13 a abortar luego de ser abusada por un familiar.
viernes, 22 de mayo de 2009 · 00:00
El caso de la autorización oficial para que aborte una menor que fue violada podría tener una serie de derivaciones en el ámbito judicial, donde al aparecer se han concentrado algunas desprolijidades que podrían indicar algún tipo de deficiencias en el funcionamiento de ese Poder del Estado.

En primer término, la defensora de Menores, Teresita Molaro, admitió que se le avisó a ultimo momento, con sólo una hora de antelación, para que ejerza la defensa de la persona en gestación, por lo que no pudo emitir opinión fundada en la audiencia que se realizó al efecto.
Otra de la cuestiones que deberán ser valoradas en este resonante caso es que la Cámara y la elevó al Superior Tribunal de Justicia, pero sin haberle dado traslado a las otras partes, por lo que el titular subrogante, del máximo Tribunal, Alberto Balladini, debió devolverla a la Cámara del Crimen recepcionó la apelación de la defensora de Menores (Molaro) para que se completara el paso judicial.

Completan este panorama las declaraciones del integrante del Superior Tribunal de Justicia, Víctor Sodero Nievas, quien habría adelantado su opinión en los medios de comunicación, cuando aún no se ha analizado la cuestión que ya se encuentra para su dilucidación en el seno del máximo Tribunal judicial.

Sodero dijo hoy, según declaraciones publicadas por el diario La Mañana de Neuquén, que la resolución tiene “sustento jurídico y científico” y destacó que “es la solución que está aceptada por la mayoría”.

Explicó que “en los casos de violación y demás sometimientos de las personas por medio de la fuerza o aprovechándose de su incapacidad permanente o transitoria o cualquier otro motivo que afecta la integridad física y sexual de las persona humana, el Código Penal argentino autoriza a proceder, con la información que corresponde a los padres o tutores, como lo ordena la Cámara Criminal, Sala B”.

Sodero Nievas indicó que “el legislador en este tipo de casos ha privilegiado la libertad e integridad y dignidad de la madre sobre el derecho a la vida del niño”.

La Sala B dispuso que la interrupción del embarazo, que sería de unas 13 semanas, se realice en el hospital Artémides Zatti de Viedma.

A todo esto hay que agregar que el aborto se realizó sin que el fallo estuviera firme, estando pendiente una apelación en el STJ y que el contenido de la sentencia se ha filtrado con errores que obligaron al juez Jorge Bustamante a salir por los medios a rectificar las primeras informaciones, que indicaron que el fallo había sido del STJ y no de la Cámara en lo Criminal. (ADN)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias