Río Negro

'Yo no era gobernador K”

Así lo manifestó el Gobernador de la provincia de Río Negro cuando se refirió a la Concertación impulsada tiempo atrás por el Gobierno nacional.
martes, 26 de mayo de 2009 · 00:00
Además habló sobre las próximas elecciones nacionales y contestó algunos dichos del intendente de General Roca, Carlos Soria.

Miguel Saiz, en relación a las declaraciones del presidente del PJ Carlos Soria que vaticinó una campaña ‘corta y violenta’, dijo el primer mandatario rionegrino, “violenta, por parte de él, será” y agregó “nunca fue nuestro estilo” y aseguró que “la gente está cansada de la pelea de los dirigentes, de los agravios, los insultos, las desacreditaciones, que no dejan de ser una noticia periodística, que después no tiene la concreción de ningún tipo de investigación”, adelantó que “vamos a hacer la campaña como la hemos hecho siempre”, aseguró que escucharían a la gente para “dar con la solución posible”.

Con claridad enmarcó esta elección en el esquema de renovación parlamentaria, no obstante esto y frente a la propuesta plebiscitaria de su gestión que hizo el PJ, dijo “no le tenemos miedo” porque “estamos absolutamente tranquilos de todo lo que hemos hecho en la provincia de Río Negro”, se manifestó dispuesto a discutir cada una de las obras y realizaciones, y en todo caso, puso en duda el convencimiento que la dirigencia provincial del PJ tiene respecto del gobierno nacional, al que le reconoce sus méritos, y prefirió hablar de “oportunismo político”.

Resumió la importancia del próximo comicio con la frase “vamos a elegir dos diputados nacionales, que van a ser voces rionegrinas en el Congreso de la Nación” y fuera de esto reconoció como “mas lindo” llegar al 2001 con un triunfo en lugar de una derrota, y observó “si se gana, mucho mejor, si se pierde, habrá que hacer las correcciones necesarias”.

Se permitió corregir la pregunta relativa al ‘mandato’ del diputado que resulte electo, reconociendo que “cada uno de los dirigentes que llega al Congreso Nacional tiene la capacidad y los antecedentes suficientes como para ser aplicados a su propio criterio” y en este marco subrayó que “no se va al Congreso a ser anti nada, sino a favor de”, priorizando la provincia primero, luego lo que “favorezca la realidad de los Estados provinciales, profundicen el federalismo, la República” y agregó la necesidad de “acompañar aquellos proyectos que sean transformadores en la concreción y en la búsqueda del País que crearon nuestros abuelos, aspiraron nuestros viejos y que todavía tenemos deudas pendientes”.

En torno a la Concertación, Saiz indicó “yo no era gobernador K” afirmó, y endilgó a la prensa el mote, “nosotros dijimos gobernador G” en alusión a gobernadores que gobiernan.

El gobernador Saiz hizo una cronología de los hechos que provocaron diferencias con el proyecto de la Concertación Plural al que habían sido convocados los gobernadores de la UCR por el Presidente Néstor Kirhner.

En primer término se refirió a la resolución 125, cuyo voto generó un quiebre, luego señaló el alejamiento del ex Jefe de Gabinete Nacional, Alberto Fernández “interlocutor permanente que teníamos quienes integrábamos la Concertación en ese momento” como otro hito determinante, y finalmente reconoció que “una cosa era la Concertación, con el Presidente Kirchner sin presidir el PJ, y otra era presidiendo el PJ”.

A su juicio estos fueron los impedimentos para que finalmente la Concertación Plural lograra los objetivos que se habían propuesto, y recordó que siempre hizo referencias a las dificultades que podían hacer fracasar la propuesta, y disparó “lamentablemente, eso ha ocurrido, pero yo no dejo por eso, de reconocer y de visualizar qué pasaba en la Argentina en el 2002, en el 2003, y qué pasa en la Argentina hoy”.

Minimizó el problema que pudiera provocar el distanciamiento público que mantienen la Presidente y el vice, consignó al respecto que no solo en Río Negro sino en casi todas las provincias convivieron gobernadores y vices distanciados, dijo “por supuesto, no es lo ideal” pero aseguró que no lesiona la institucionalidad.

“Yo me podría pelear con Mendióroz” señal

Otras Noticias