Río Negro

A juicio la mujer acusada de matar a su pareja

La justicia informó que “la acusada le arrojó una barra de hierro a su ex concubino, por medio del cual le impactó en cara anterior de la pierna izquierda”.
domingo, 31 de mayo de 2009 · 00:00
El suceso investigado por el magistrado sucedió el pasado día 24 de abril de 2009, alrededor de las 23,30 horas en el interior de una vivienda ubicada sobre Calle Otto Goedecke 1641.

En dicha ocasión, según se desprende de la investigación y fue informado desde la Justicia, “la acusada le arrojó una barra de hierro a su ex concubino, por medio del cual le impactó en cara anterior de la pierna izquierda”.

Ese golpe le ocasionó una herida contuso cortante ubicada en dicha cara anterior de la pierna izquierda, de tres centímetros de longitud, la cual lesionó, a su vez, venas varicosas allí ubicadas.

En consecuencia, se produjo una importante hemorragia que le ocasionó un shock hipovolémico y su posterior muerte, sucedida el día 25 de abril del corriente a la hora 14.

El procesamiento

El Juez Lozada procesó a la sospechosa como presunta autora penalmente responsable del delito de homicidio preterintencional. Sostuvo al respecto que “del análisis de las constancias agregadas al sumario cabe descartar de plano el dolo homicida”.

“Si en realidad esa hubiera sido su intención, pues entonces hubiera perpetrado un ataque de otras muy diversas características y no, en cambio, mediante un golpe que no debió haber sido efectuado con mucha violencia, y en un sector que, inicialmente, en condiciones normales, jamás le hubiera causado la muerte”, indicó el magistrado.

Lozada entendió que “cabe dar por cierto lo expresado por la encartada al momento de prestar declaración indagatoria, en cuanto a que su intención fue repeler la presencia de Painebilo, quien por entonces la tenía tomada del pelo y de la ropa que vestía, valiéndose para ello de un fierro con el cual lo impactó en la zona de su pierna”.

Y agregó que “descartado el dolo homicida, y determinada la dinámica por la cual transcurrieron los hechos, corresponde determinar si el medio empleado debía razonablemente ocasionar la muerte de la víctima. La respuesta es negativa. El golpe que efectuara con una barra de metal sobre el miembro inferior izquierdo de Painebilo y la pequeña lesión que le produjo de ningún modo guarda aptitud e idoneidad para arribar a un resultado de la dramaticidad y la gravedad del finalmente producido”.

Según el auto de procesamiento dictado por el juez, “a dicho resultado se arribó (…) a partir de la trágica circunstancia de haber impactado el golpe y producirse el corte en un terreno varicoso de la víctima, lo que aumentó el caudal de sangre perdida y el desenlace posterior de un shock hipovolémico. Sostengo que razonablemente no debía causar su muerte, toda vez que un golpe tal, en el peor de los casos, hubiera producido un pequeño corte como el observado en la fotografía obrante a fojas 29 de autos –de 3 centímetros de longitud-, incapaz de producir una hemorragia que condujese a un resultado como el finalmente producido”.

(ANB)

Otras Noticias