Buenos Aires

Recomendaciones para ganaderos ante la presencia de enfermedades post sequía

En los últimos meses, técnicos del INTA detectaron la presencia de dos enfermedades que afectan a la ganadería en el sudeste bonaerense
viernes, 17 de julio de 2009 · 00:00
En los últimos meses, técnicos del INTA detectaron la presencia de dos enfermedades que afectan a la ganadería en el sudeste bonaerense. Una de ellas, la hipomagnesemia, responsable de la mitad de las muertes por problemas metabólicos registradas en planteos de cría en la zona de Cuenca del Salado. Se dieron recomendaciones para minimizar pérdidas en el negocio y anticiparse a las próximas pariciones. El sudeste de la provincia de Buenos Aires fue escenario de los primeros casos registrados de hipomagnesemia en rumiantes, una de las principales causas de muerte en sistemas de cría en la Cuenca del Salado, y que este año se presentó en forma anticipada y en animales comúnmente inmunes.

La presencia de la enfermedad fue confirmada por el Servicio de Diagnóstico Veterinario Especializado (SDVE) del INTA, que también detectó 12 casos de hemoglobinuria bacilar.

La hipomagnesemia es una enfermedad de origen metabólico, también conocida como “tetania de los pastos” o “mal de los avenales”, producida por la falta de magnesio en el organismo. Extendida en todo el mundo, se caracteriza por presentarse en sistemas pastoriles de regiones templadas, entre animales que consumen pasturas implantadas y verdeos, que suelen tener menor concentración de ese mineral.

Se trata de un desorden influenciado por factores climáticos que afectan la relación suelo-planta-animal. Si bien hasta el momento se detectaron cuatro casos en el área de influencia del INTA Balcarce, es probable que aumenten, debido al inicio de la época de parición.

Aunque suele afectar los rodeos hacia finales de invierno -un período que coincide con los de periparto y lactancia y una alta tasa de crecimiento del pasto-, esta deficiencia, pudo haberse adelantado por la sequía prolongada que marcó el año. “Posiblemente, las últimas condiciones climáticas hayan predispuesto una menor captación de magnesio por parte de la planta o el exceso de algún otro mineral que interfiere en su absorción”, explicó Germán Cantón, médico veterinario del grupo de Sanidad Animal de esa unidad.

El técnico advirtió que este año la enfermedad mostró un comportamiento diferente al habitual debido a que “no sólo se presentó en animales adultos, que es lo más común, sino que tuvimos algunos casos en invernadas pastoriles, donde terneros y terneras básicamente consumían verdeos”.

En esta línea, Cantón explicó que “más de la mitad de las muertes de animales por problemas metabólicos se debe a la deficiencia de magnesio”.

Recomendaciones

Lo principal es reconocer la enfermedad. Para esto basta con observar la sintomatología; aunque lo más común es hallar los animales muertos, suele haber signos previos. “Si uno recorre los rodeos donde hubo muertes por esta enfermedad puede observar animales que están nerviosos, agresivos, con temblores musculares, y esos generalmente terminan cayendo y mueren en pocas horas”, dijo Cantón.

También pueden encontrarse animales con salivación excesiva, ojos vidriosos, marcha tambaleante y caídas frecuentes. La claridad de estos signos permite que puedan hacerse diagnósticos sin necesidad de acudir al laboratorio.

Una vez confirmada la presencia de la hipomagnesemia, es necesario extremar la atención sobre los animales -especialmente cuando son gordos- y cuidar que no pierdan su condición corporal. En este sentido, el técnico recomendó “proveerle un poco más de materia seca, el alimento más fibroso, en vez de los verdeos y rollos, y si tiene la posibilidad, dar grano”.

Del mismo modo, los animales deberían recibir una suplementación oral de sales de magnesio -no se recomienda la inyectable- para compensar la falta de este mineral y evitar la presentación clínica de la enfermedad, que a pesar de su rápida actuación, da tiempo para esta medida.

Estos suplementos “no suelen ser de un gran costo”, dijo Cantón, para quien “en los campos donde es un problema, con mortandad

Otras Noticias