Río Negro

Afirman que el aislamiento aerocomercial es un "destrato" con una capital de provincia

El administrador del Aeropuerto de Viedma, Julio Pérez, calificó de “destrato” para la capital provincial y para la provincia misma que la ANAC enviara una autobomba “que no reunía las condiciones necesarias“.
martes, 28 de julio de 2009 · 00:00
El administrador del Aeropuerto Gobernador Castello de Viedma, de la empresa Aeropuertos 2000, Julio Pérez, calificó de “destrato” para la capital provincial y para la provincia misma que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) enviara una autobomba “que no reunía las condiciones necesarias“ como para que el aeropuerto reciba los aviones Boeing de Aerolíneas Argentinas. Dijo que de esta manera no sólo se cae “la conexión de martes, jueves y domingo entre Buenos Aires y Bariloche con escala en Viedma”, sino también “la conexión normal de lunes y viernes con el Boeing 737” con el aeropuerto Jorge Newbery “. “Tenemos categoría 4, sólo para operar con los pequeños aviones de LADE”, consignó a la agencia APP. Indicó Pérez que con esta situación “Viedma se convierte otra vez en la única capital de la Argentina que deja de tener vuelos comerciales, que no está conectado con el resto del país”.

Recordó que “después de años de gestiones y de trámites se consiguió que se reestableciera la conexión de martes, jueves y domingo entre Buenos Aires y Bariloche con escala en Viedma. Eso fue positivo, porque estamos hablando de plazas de 40 personas por vuelo, con mucha demanda”.

Destacó que “es un servicio público esencial, como el tren o el ómnibus, no es sólo un servicio para funcionarios como muchos dicen, es un servicio para los empresarios, para las entidades intermedias, para quienes tienen que atenderse por problemas de salud, entre otros”.

Sobre la situación actual de los vuelos, indicó además a la agencia APP que “no sólo se caen esos tres vuelos Buenos Aires-Viedma-Bariloche sino también la conexión normal de lunes y viernes con el Boeing 737 por haber bajado la categoría del aeropuerto de Viedma y no poder reunir las condiciones necesarias la autobomba que había llegado de Bariloche”.

Afirmó que “es inaudito que estemos en esta situación, hace muchos meses que estamos con este reclamo de la autobomba”.

Pérez recordó que la autobomba que llegó de Bariloche “no está en condiciones” para operar normalmente. “Es una autobomba Mercedes Benz con 6000 litros de agua de capacidad y 600 kilogramos de espuma”, pero “tiene más de 30 años de antigüedad”.

De acuerdo a los técnicos hay una pérdida de presión en las mangueras y algunas roturas que no le permiten operar normalmente, ante lo cual la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) se comprometió a enviar técnicos desde Buenos Aires para repararla. Si bien se espera que esto se pueda solucionar en el corto plazo –una o dos semanas-, mientras tanto el aeropuerto quedará solamente con los vuelos de LADE, en una situación de aislamiento aerocomercial como en años recientes.

(APP)

Otras Noticias