Río Negro

Fuertes críticas de la familia Uriarte al trabajo de algunos periodistas

Familiares de Otoño Uriarte, la joven cuya muerte aún no pude ser esclarecida por la Justicia, remitieron una carta abierta donde realizan una fuerte crítica a un sector del periodismo rionegrino
domingo, 05 de julio de 2009 · 00:00
Familiares de Otoño Uriarte, la joven cuya muerte aún no pude ser esclarecida por la Justicia, remitieron una carta abierta con el título “Otoño Uriarte: Para guardar en la memoria”, donde realizan una fuerte crítica a un sector del periodismo rionegrino. El un tramo del documento se expresa “que existen, personajes nefatos, destructivos, arrogantes, obsecuentes y mentirosos que utilizan un hecho para obtener una mayor atención de la comunidad, con falacias, engaños y tratando de generar dudas en la integridad de una persona, buscando solo notoriedad, creyéndose señores, siendo una vergüenza para profesionales periodistas, sin importar el daño que provocan y desconociendo, verdaderamente, sobre lo que están informando”.

La familia consideró que “debido a los permanentes cuestionamientos de los abogados intervinientes en la causa que se sigue y las fabuladoras descalificaciones y la indiferencia provocada por despectivos e irresponsables comentarios expuestas por un sector del periodismo; sin ningún asidero, que intentarían desviar el objetivo de conocer lo sucedido y encontrar la justicia, ocupados en mantener intactas las estructuras sistemáticas de esta seudo democracia que se nos impone y que muchos en lo mas profundo de nuestros corazones intentamos transformar; hemos visto y oído como se va perdiendo ese objetivo primario, atentando contra la integridad de una familia y su entorno, asolados por la fatalidad, por la ausencia física de un ser amado, que en este caso es a través de un asesinato”.

“Es verdad que aún faltan pericias por producir, pero es de público conocimiento la causal de la muerte: una herida punzo-cortante debajo de la axila izquierda, que provocara un desangrado mortal en pocos minutos, solo pudiendo ser evitado por la intervención médica inmediata. Además no existió posibilidad de suicidio o muerte súbita ya que al lugar donde se encontraron los restos, solo pudieron llegar siendo arrojados desde una distancia aproximada de 100 metros, para luego ser arrastrados por el fondo del canal hasta los hierros del desarenador de la usina, donde quedaron retenidos hasta el hallazgo, esto a sido dictaminado técnicamente y prácticamente probado”, agregaron.

Describieron que efectuada la “Pericia Hidráulica y de Resistencia de Materiales” se concluye en que “los restos” fueron arrojados al canal después de haberse cortado el agua (18/04/2006) ya que la presión ejercida en época de producción frutícola es de 3.000 Kilogramos por centímetro cuadrado, lo cual indica que dicha presión deteriora cualquier material orgánico en poco tiempo destruyendo todo tipo de evidencia y/o prueba que pudiera existir, luego del corte de agua, el canal a través del desarenador solo cumple la función de desagote, la presión disminuye considerablemente, porque cesa el empuje del caudal de agua”.

Explicaron que “También se debe tener en cuenta que el material encontrado por debajo y sobre los restos inmersos en el agua, evidencian que se mantuvieron allí porque el agua había sido cortada, por lo que se deduce, que el cuerpo ha estado oculto en otro lugar, no determinado aún, lo que evidencia la participación de varios delincuentes y es donde se ha producido el proceso de saponificación, estado en que se encontraron los restos, dicho estado solo puede generarse en un ambiente con características muy definidas”.

“Existen estudios genéticos (ADN) con resultados positivos, y otras muestras enviadas que podrían arrojar la identidad de otros participantes en los hechos”, dijeron.

Explicaron que “las pruebas odorologicas que se han llevado a cabo, si bien no son pruebas determinantes, son indicativas y apoyan las pericias realizadas”.

“Estas conclusiones constan en el Expediente de la Causa y no son ajenas a las partes interesadas.
Así, queda evidenciada la inescrupulosa astucia con la que los abogados intentarían manipular la veracidad de las pruebas producidas”, sostuvieron.

En cuanto al periodismo, opina

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias