Regionales

Dogos hirieron de gravedad a un hombre

Sufrió cortes y una quebradura expuesta. Ocurrió en una chacra cercana a un barrio de Allen.
miércoles, 19 de agosto de 2009 · 00:00

Don Lauriano Sanhuesa los había visto correteando varias veces por la chacra que se encuentra ubicada en el barrio Costa Este, de Allen, y en más de una oportunidad había advertido a sus dueños sobre el peligro que significaba que tres perros Dogo, anduvieran sueltos por el campo.

Pero jamás imaginó que él mismo sería víctima del brutal y sangriento ataque de los animales, que el lunes le provocaron lesiones de carácter grave, por las cuales permanece internado en un centro médico.

Con 79 años, Lauriano fue derivado al hospital Francisco López Lima de Roca, y desde su cama relató la situación que le tocó vivir cuando decidió recorrer la chacra 63 (que pertenece-ría a la firma Costantino), donde vive desde hace más de diez años.

Calcula que ya habían pasado las 16, porque habitualmente ese es el horario en el que sale a dar "una vuelta" por entre los frutales. "Todavía no sé qué sucedió. Uno se me vino encima y lo alcancé a agarrar del cuello para que no me mordiera la cara", relató este peón, quien aseguró que a partir de ese momento los otros animales lo atacaron por la espalda.

A pesar de su edad, pudo hacer frente a la primera embestida de los dos machos y la hembra. Pero el ataque fue tan desigual que finalmente optó por cubrir su frágil cuerpo para evitar que le hicieran más daño.

Tal fue la ferocidad de los canes, que uno de ellos se le "prendió" en la muñeca de su mano izquierda. La presión de las mandíbulas del Dogo le provocó una fractura expuesta. Los otros dos perros le mordieron la espalda, los glúteos y las piernas provocándole lesiones de distinta gravedad.

El personal médico que asistió a Sanhuesa comentó ayer que todavía tendrá 15 días, o tal vez más, de internación, aunque lo que le llevará mayor tiempo de recuperación será la lesión ósea en la muñeca ya que se deberán realizar un largo tratamiento para mejorar la movilidad de su mano.

Salvación

Lauriano, que vive solo en la chacra, cree que su suerte cambió con la llegada de un vecino, que al escuchar sus gritos se acercó para ver lo que estaba sucediendo.

"No sé cómo, pero los perros se terminaron yendo", dijo la víctima quien aseguró que de no haber gritado con todas sus fuerzas, otro podría haber sido el final de esta historia.

"Yo ya le había dicho varias veces a este hombre (que sería de apellido Villa Miranda) que no tuviera sueltos a esos perros. Todos saben que son muy peligrosos. Son de caza", comentó Sanhuesa, en medio de los fuertes dolores que le provocan las lesiones, principalmente la de su mano.

Fuentes de la comisaría Sexta de Allen confirmaron que se inició una investigación por lesiones graves, y según indicaron, el ataque lo habrían producido "dos perros dogos mestizos".

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias