Regionales

Negligencia: Un tren arroyó un auto

Un accidente con muy buena fortuna sufrió ayer cerca de las 18 Eduardo Maggiora al ser embestido el automóvil que conducía por el tren salió de Bariloche, minutos antes, rumbo a Viedma.
lunes, 31 de agosto de 2009 · 00:00
El conocido vecino iba con su hijo hacia su hogar en Dina Huapi y ambos salieron ilesos, nerviosos y con algún golpe. Todo sucedió en el cruce entre las vías con la ruta 40 al Norte de esta ciudad. En dicho lugar es hora que los responsables pongan un dispositivo que asegure un tránsito sin este tipo de consecuencias.

Maggiora iba a bordo de un VW Polo (patente GSD 451) transitando por la ruta 40 hacia Dina Huapi y en compañía de su hijo. El conductor explicó -visiblemente nervioso y no era para menos- los momentos que les tocó vivir. En principio relató que no vio a la formación (locomotora Nro. 9073) que transitaba de Bariloche rumbo a Viedma, “menos mal que alcance a escuchar el silbato, pero cuando el tren ya estaba arriba nuestro”, seguramente el instinto de estar muchas horas detrás del volante hizo que Eduardo pegara el volantazo y ello hizo que el tren chocará contra el lateral izquierdo del automóvil arrastrándolo varios metros.

Tanto el conductor y su hijo salieron del vehículo y Maggiora tenía un fuerte golpe en la rodilla de su pierna izquierda, por ello recibió los primeros auxilios por parte de bomberos voluntarios que asistieron al lugar y posteriormente por personal de un centro asistencial.

Mientras se espera la llegada de la ambulancia Maggiora conversó con distintos medios de comunicación y pidió “Uds. desde los medios hagan lo posible que para que esto no vuelva a ocurrir, en este lugar tiene que haber algún tipo de señalización que avise que viene el tren, aunque sea una persona con una banderita, si el tren pasa pocas veces a la semana, hacer eso no costaría nada”.

“Te imaginas si le hubiera pasado algo a mi hijo o a mi, cómo queda él”, casi entre lágrimas por el difícil momento vivido y agregó “yo seguramente soy un tarado por no haber mirado, pero los que no ponen una señalización son unos asesinos”.

En realidad el vecino Maggiora tiene absoluta razón, el cruce de las vías es un monumento más a la desidia, “es casi seguro que las autoridades están esperando que alguien se mate para poner algo o alguien que resguarde este lugar cuando pasa el tren, no costaría nada”, indicó un bombero presente en el sitio del accidente.

“Son las cosas que los políticos no ven y que si hacen las cosas como corresponde no pondrían en peligro la vida de los vecinos”, acotó una señora indignada. Otro vecino señaló: “mirá, yo paso todos los días por acá y no es la primera vez que alguien se salva de milagro, incluso me acuerdo que una vez un auto que llevaba turistas, el tren le pasó a pocos centímetros de la carrocería”.

Sin duda para que las autoridades provinciales y municipales escuchen y reparen la grosera deficiencia porque la ruta 40 tiene –en determinados días o en determinadas horas- mucho tránsito en la entrada de Bariloche.

(El Cordillerano)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias