Regionales

Dicen que el Comahue es la cuna del Pinot Noir argentino

Pinot Noir, variedad de Borgoña de renombre mundial, se da muy bien en la Patagonia.
lunes, 21 de septiembre de 2009 · 00:00
Como se trata de una cepa de piel muy fina y rápido tiempo de maduración, la cosechas iniciales fueron difíciles, pero el tesón de los bodegueros venció los escollos, según destaca la nota publicada en la sección “Ollas y Sartenes”, del diario Clarín, del miércoles dos de este mes.

La bodega pionera es Humberto Canale, que en estos días cumple 100 años. Tiene dos Pinot Noir emblemáticos: Roble ($29) y Marcus Gran Reserva ($85), más intenso.

En San Patricio del Chañar, en Neuquén, se instaló la bodega NQN, con un 8 por ciento de variedades blancas (Sauvignon Blanc y Chardonnay) y un 92 por ciento de tintas, en las que destaca el Pinot Noir Malma (orgullo en mapuche).

Otra etiqueta a tener en cuenta es Neuquén Pinot Noir Reserva ($31). La familia Schroeder dirige una bodega patagónica que acaba de deslumbrar al mundo con su Saurus Pinot Noir 2004 ($152). Ganó la medalla de oro en la Feria Vinexpo de Francia y, meses atrás, fue condecorado con doble medalla de oro en el Concurso Mundial de Pinot Noir de Suiza.

Fue bautizado Saurus porque durante la construcción de la bodega se descubrieron restos fósiles de un dinosaurio que habitó el territorio 100 millones de años atrás. Su sabor es “redondo y fresco”, con aromas florales y frutales y ligera reminiscencia mineral.

Orgulloso de su región, Hervé Fabre, de la bodega Fabre Montmayou, dice que mientras los vinos mendocinos pueden ser adecuadamente llamados “del nuevo mundo”, los del sur poseen una concentración que los asemeja a las grandes marcas europeas.

Los bodegueros patagónicos también rivalizan con los mendocinos en otras variedades imperdibles, como el Cabernet Sauvignon y el Malbec. Muestra de ello son el Infinitud Barrel Selectio y el Phebus MMC 2008, de Fabre Montmayou.

(ADN)

Otras Noticias