Regionales

Península San Pedro: Disputa por 40 hectáreas

Usurpaciones, demandas judiciales, denuncias por agresiones y secuestros, tala sin control de especies nativas y fumigación indiscriminada.
lunes, 1 de febrero de 2010 · 00:00
La pelea por la tierra y el negocio inmobiliario, escriben en la Península San Pedro una de sus historias más violentas. Se trata de una disputa por unas 40 hectáreas, que en los últimos meses incluyó una denuncia por privación ilegítima de la libertad y agresiones; la tala indiscriminada de especies arbóreas nativas, y la utilización masiva de herbicidas.

Rafael Boné, protagonista central de la historia, logró en un rápido juicio por usucapión, hacerse con 40 hectáreas en una de las zonas hoy más preciadas de Bariloche. Como referente de la Junta Vecinal de ese área, hace ya más de 20 años, Boné obtuvo información clave sobre la situación legal de terrenos de una empresa que adquirió los lotes en la década del '50.

La ausencia de ejercicio posesorio por parte de la firma, animó a Boné a ocupar los terrenos -Lote Agrícola 5, Fracciones A, B, C, D, E, F, G, H, I, K, L, N, ubicados en la Península San Pedro-, y lograr en el año 2000, por parte del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería Nº 1 de Bariloche, el reconocimiento de derechos en un juicio de usucapión que aún despierta sospechas entre los vecinos de la zona.

Es que, dialogando con la prensa y sin querer dar a conocer su identidad debido al “temor” que provoca la violenta situación, tres habitantes del lugar confirmaron que durante los 20 años que siguieron a la ocupación, Boné “no pagó los impuestos, ni hizo mejoras” sobre los terrenos, aspectos clave para lograr el visto bueno judicial a la pretensión de derechos. Es más, habría defendido los terrenos “a punta de pistola”, impidiendo el ingreso de particulares, según el relato de un viejo habitante de la Península.

La causa por usurpación se inició en 1996, antes de cumplirse los 20 años establecidos por Ley para el reclamo de reconocimiento definitivo. En los registros de deudas por Tasas municipales de esos lotes, puede constatarse que recién en los últimos meses se habría saldado parte del pasivo, gracias a la aparición en escena de un importante empresario nacional, Jorge González Galé, quien llegó a un acuerdo comercial con Boné: o bien compró parte de los lotes, o ambos se asociaron para motorizar un proyecto de construcción de un barrio cerrado en el lugar.

González Galé vino a Bariloche con “dinero fresco”. Entre sus antecedentes se destaca que, en 2008 y en 10 millones de pesos, vendió la empresa Juncal Compañía de Seguros al líder de la CGT y titular del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano. Posee, además, una casa en la Península de Llao Llao.
 
González Galé motorizó la limpieza del terreno para comenzar con el desarrollo inmobiliario de las 40 hectáreas que Boné obtuvo en el llamativo juicio por usucapión.

Violencia

Para agregar más condimentos a esta complejo proceso, la fragilidad de la situación legal de la usucapión y la deuda de los terrenos, fueron advertidas por un conocido empresario local quien logró que la municipalidad rematara -por falta de pago de Tasas- 11 lotes con costa de lago, que quedaron en su poder. Las tierras quedaron “cercadas” por los lotes de Boné, y los intentos de realizar las mensuras se convirtieron en violentos enfrentamientos entre los “propietarios” de los terrenos.

Los profesionales agrimensores enviados por el empresario local para realizar las tareas de medición de los lotes, fueron sistemáticamente echados, de mala forma, por empleados de Boné.

El momento de mayor violencia se vivió en noviembre pasado, cuando -según consta en una denuncia judicial- un grupo teóricamente organizado por el comprador de los 11 lotes, vestido con armas largas, uniformes militares y encapuchados, secuestró al propio Boné y dos de sus trabajadores, y por espacio de varias horas los privan de su libertad, los amenazan, torturan y golpean.

Así consta en una denuncia efectuada en la Fiscalía de turno, y que quedó radicada en el Juzgado Penal Nº 6, a cargo de Miguel Ángel

Otras Noticias