Regionales

Una familia entera murió en terrible accidente

Volvían de Buenos Aires rumbo a Río Mayo, Chubut. Fue en la Ruta 251 entre Río Colorado y Conesa.
lunes, 26 de julio de 2010 · 00:00
Las rutas de la región volvieron a cubrirse de sangre tras un terrible choque entre un auto y un camión, ocurrido en la mañana de ayer, y en el cual una familia completa perdió su vida en forma instantánea.

El hecho se registró aproximadamente a las 8,20 en el kilometro 47 de la ruta 251, a unos 77 kilómetros de Río Colorado y a unos 55 de General Conesa.

En un Renault Clio patente GQE 269 conducido por Ricardo Aníbal Taborda de 35 años, iban como acompañantes su esposa, Laura Alejandra Medero de 31, embarazada de 6 meses, y también Tomás, hijo del matrimonio, de un año y dos meses, todos con destino final en Río Mayo en Chubut. Allí Taborda ejercía como teniente primero del Ejército en la agrupación militar. Regresaban de Buenos Aires luego de un pequeño descanso.

Al llegar al lugar indicado impactan con su lateral derecho contra un camión Scania 360, chapa DNV 201, acoplado patente SDJ 536, que regresaba a Buenos Aires vacío, conducido por Julio César Coronel, de 47 años, acompañado de su esposa Raquel Silvia Pérez de 34 años.

Tras la violentísima colisión la pareja que iba en el auto quedó sin vida entre los hierros retorcidos mientras que la criatura fue despedida del habitáculo y su cuerpo yacía a 20 metros del lugar, junto a una sillita en la que seguramente iba sentada.

El matrimonio del camión resultó ileso pero la mujer fue internada en el hospital de General Conesa, con una crisis nerviosa.

En el lugar, quedaron plasmadas las huellas del horrible siniestro. Según se podía ver a simple vista, el vehículo menor, que se dirigía al sur del País, en un momento dado sale imprevistamente de la cinta asfáltica y tras circular derrapando unos metros por la banquina, retoma nuevamente -y casi de costado- la ruta e impacta al camión, que circulaba en sentido contrario.

Con el fuerte golpe, el Clio se parte en dos y junto con el camión, salen hacia la banquina derecha rumbo al campo.

En el trayecto, el camión se lleva a rastras al auto, para terminar su marcha a unos 40 metros del impacto, deteniéndose cerca del alambrado del campo.

En el lugar, se lo vio aún shockeado al camionero, que no podía creer lo sucedido, y era acompañado por un grupo de colegas que trataban de consolarlo.

"Es increíble, una familia completa pierde la vida por una imprudencia, de venir a alta velocidad, mientras que a nosotros (camioneros) nos restringen los horarios para circular, para evitar estos desastres y son los que manejan autos quienes son imprudentes", comentaba un camionero.

Mientras que el cuerpo de Seguridad vial de Río Colorado, de Conesa y Criminalística de Valle Medio, trabajaron en las pericias, la ruta estuvo interrumpida por más de tres horas, formándose colas de hasta tres kilómetros de autos debido a la importante circulación que había ayer.

(Rionegro.com)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias