Regionales - Cipolletti

Detienen a un cabo que mató a un adolescente que estaba desarmado

Según las primeras pericias, el acusado utilizó postas de goma. La víctima, que recibió un disparo en la cara, tenía 16 años y había robado un Renault 12 con un grupo de amigos.
martes, 27 de diciembre de 2011 · 00:00
Un adolescente de 16 años fue asesinado el domingo a la madrugada en la ciudad rionegrina de Cipolletti por un policía que le disparó a quemarropa una posta de goma en la cara. El joven, que no estaba armado, iba en un auto robado junto a otros cuatro muchachos y, según los testigos, cuando quiso bajarse para entregarse fue ejecutado.

“No justifico el robo del auto, pero no era necesario que lo mataran de esa forma”, dijo ayer Sandra Barzan, la mamá de Nicolás Darío Scorolli, de 16 años. Según ella, su hijo delinquía porque “padecía el síndrome de déficit de atención, por lo que no se daba cuenta de lo que hacía”.

Según informa el diario Tiempo Argentino todo comenzó cerca de las tres de la madrugada, cuando cuatro amigos de Nicolás fueron a buscarlo a su casa, donde el muchacho compartía la sobremesa de la cena navideña junto a sus familiares. “Estábamos charlando en la mesa y los amigos vinieron dos o tres veces, porque nosotros no queríamos que saliera. Pero insistieron tanto que lo dejamos. Se iban a juntar en la casa de uno de ellos y le dijimos que volviera a las cinco de la mañana, como siempre”, explicó Sandra.

Tras salir de su casa Nicolás y sus amigos robaron un Renault 12 rojo en el barrio Del Trabajo, hecho que fue denunciado alrededor de las 4:30 por el dueño del vehículo, Julio Pareja, por lo que la policía de Cipolletti rápidamente organizó un operativo cerrojo para ubicar a los asaltantes.

Un móvil policial se cruzó con el auto, que era conducido por Nicolás, que era el único del grupo que sabía manejar, y comenzó una persecución en la que no hubo intercambio de disparos, primero en dirección hacia el barrio Pichi Nahuel, pero al ver que no podían sacarse de encima a la policía intentaron escapar por la Ruta 151.

A la altura de un puente ferroviario, la policía logró que el Renault 12 detuviera la marcha, tras chocarlo con un patrullero.

Cuando Nicolás se dispuso a bajar del auto para entregarse un efectivo policial le efectuó a muy corta distancia un disparo con posta de goma que le pegó de lleno en la cara. Murió en el acto.

“Estaba indefenso, no tenía armas”, dijo ayer quebrada por el dolor la madre del adolescente. “La forma en que lo mataron no tiene explicación. Le pegaron en el medio de la cabeza. No sé si fue una bala de goma, pero le destruyeron la cara”, añadió.

“Un testigo que volvía de bailar y que vio todo dijo que el policía lo ejecutó”, comentó Sandra.
El agente que mató a Nicolás quedó a disposición de la jueza Sonia Martín y se espera que hoy sea indagado. Del imputado sólo trascendió que es un cabo de la policía rionegrina de apellido Carrasco.

La madre de Nicolás reconoció que por su patología su hijo ya había tenido problemas con la ley: “Empezó robando celulares, pero de a poco fue empeorando y más desde que se relacionó con Jésica Meza, una chica de 21 años que se le hacía la novia y le daba Rivotril.”

Sandra explicó que, según los amigos de su hijo, “ella le decía que tenían que salir a robar para tener mucha plata”, y agregó que la chica estaba con él la última vez que fue detenido, un mes atrás, por un supuesto robo a un taxi.

La madre de la víctima comentó que, tras ese hecho, su hijo fue acusado de haber participado en una serie de robos a taxistas de esa ciudad y que incluso fue amenazado de muerte.


Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias