Por Raúl Kollmann - Página 12

Das Neves, del papelón al tobogán: Los chubutenses desconfían del resultado de las elecciones

La Justicia anularía al menos siete urnas y luego resolverá si se vuelve a votar, como quiere el 70 por ciento de los chubutenses.
domingo, 17 de abril de 2011 · 00:00
El Superior Tribunal de Justicia de Chubut (STJ) anularía esta semana, como mínimo, dos mesas más de las cinco que están cuestionadas desde la elección a gobernador del 20 de marzo pasado. Esas dos urnas se sumarían a las cinco ya anuladas con lo que, en total, habría al menos siete urnas nulificadas y, por lo tanto, un padrón de 2400 ciudadanos sin voto. El siguiente paso será que el Tribunal Electoral Provincial (TEP) resuelva si se vota nuevamente en esas urnas y cuándo se harían esos comicios complementarios. Esa resolución no será fácil: la corriente que encabeza el gobernador Mario Das Neves tiene mayoría tres a dos en el TEP, por lo que no se sabe qué decidirá. Si el Tribunal Electoral resuelve que no se vote, es decir que las cosas queden como están, con el candidato de Das Neves ganando por exactos 400 votos y no los 1550 que se anunciaron la noche de las elecciones, habrá una nueva apelación al STJ. En Chubut todos coinciden en que los comicios complementarios deberán hacerse y más todavía teniendo en cuenta el estado de la opinión pública: el 70 por ciento de los consultados en Chubut dice que se debe votar en las urnas anuladas y una sólida mayoría piensa que hubo fraude el 20 de marzo.

El STJ es seguro que anulará dos mesas más de las cinco todavía cuestionadas en Comodoro Rivadavia. Esas dos mesas ya fueron anuladas por el TEP y, hasta el momento, el Superior convalidó las decisiones del Tribunal Electoral sobre el tema. Entre esas dos urnas que casi seguro serán anuladas está la 1204 de Comodoro, que estaba vacía.

Además, el STJ se tiene que pronunciar sobre tres urnas más de Comodoro.

Los fundamentos del pedido del Frente para la Victoria son similares a los esgrimidos respecto de urnas que ya fueron impugnadas por el STJ.

Hasta el momento, el Superior declaró anuladas cinco mesas: una de Puerto Madryn, una de Camarones y tres de Comodoro. A esto se sumarían ahora dos o tres más también de Comodoro. Esto llevaría la cuenta total a siete u ocho urnas anuladas, por lo que quedarían sin contabilizarse los votos de unos 2400 chubutenses. Como la diferencia en toda la provincia entre el candidato de Das Neves, Martín Buzzi, y el del Frente para la Victoria, Carlos Eliceche, fue de 400 votos, la lógica indica que debe votarse otra vez en las mesas anuladas. Además, la intendencia de Puerto Madryn también está en disputa: el candidato de Das Neves, Ricardo Sastre, se impone por apenas 30 votos al del FPV, Ricardo Lázaro, y una urna representa mucho más que esa diferencia. Algo similar ocurre en Camarones: hay siete votos entre un candidato y otro y una urna anulada.

Además de los números, a los jueces no les pasará desapercibido el clima que hoy se vive en Chubut. Los datos surgen de la encuesta realizada por la consultora Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que conduce Roberto Bacman. En total, fueron entrevistados 400 chubutenses de toda la provincia, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico y social.

De ese trabajo surge que la no difusión de los datos en la noche de la elección y el hecho de que Das Neves haya anunciado su victoria por 1500 votos, lo que no se verificó en el escrutinio final, fueron factores decisivos para despertar una fuerte desconfianza en la población. Esto se verifica en los números de la encuesta. Casi 57 por ciento de los consultados cree que hubo fraude, mientras que sólo el 32 por ciento afirma que la elección fue limpia. Es más, hay una mayoría que piensa que la elección la ganó Eliceche, del Frente para la Victoria, y que el candidato de Das Neves, Buzzi, fue derrotado.

Por último, un nítido 70 por ciento sostiene que se debe votar nuevamente en las urnas anuladas y apenas un 24 por ciento de los chubutenses considera que las cosas deben quedar como están.
Una vez que esta semana el Superior decida sobre las cinco mesas que faltan, la siguiente decisión la tiene que tomar el Tribunal Electoral. La lógica es que ordene una votación

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias