Regionales

Tras varias idas y vueltas, llegó a su fin el paro petrolero santacruceño

Levantaron hoy la huelga que mantenían desde hacía 26 días y que amenazaba la producción de crudo.
martes, 26 de abril de 2011 · 00:00
Para fortuna de la provincia y a favor del abastecimiento, los miembros del Sindicato de Petroleros Privados de la patagónica Santa Cruz resolvieron levantar la medida de fuerza luego del acuerdo al que llegaron con empresarios del sector, mediado por el Ministerio de Trabajo.

Al respecto, Alberto Roberti, secretario general de la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles, aseguró que en el transcurso del día se normalizará el funcionamiento en los yacimientos petroleros situados en la cuenca norte de la provincia del extremo sur argentino.

En la provincia patagónica la medida de fuerza, que comenzó el 1 de abril por un conflicto dentro del sindicato y por reclamos de mejores salarios y condiciones laborales, finalizará hoy a las 20. La actividad quedará totalmente normalizada a partir de mañana a las 8.

El dirigente indicó que "están cumplidas todas las pretensiones de lo que fue la multitudinaria asamblea de la semana pasada" y precisó que hoy "se está informando a los 10.500 trabajadores" sobre el acta que se firmó anoche con el ministro Carlos Tomada.

"Hemos puesto en funciones a nuestro delegado normalizador, estaríamos convocando a elecciones en este plazo de 90 días que nos da la intervención y desde el punto de vista de lo técnico ayer a última hora hemos conseguido en el Ministerio de Trabajo el diseño por el cual las empresas no le van a discontinuar los salarios a los trabajadores, así que en la mañana estarían levantando este paro", expresó.

En declaraciones a radio Mitre, Roberti aseveró que "esto está terminado" y confió en que "la semana que viene se está reencauzando la negociación colectiva".

Los trabajadores iniciaron hace 26 días la medida de fuerza por reclamos salariales y esto implicó que se paralizara totalmente la actividad en los yacimientos petroleros situados en la cuenca norte.

Varios días después, la conducción del gremio acordó un incremento salarial con los empresarios del sector, que fue rechazado luego por decenas de trabajadores que resolvieron mantener la huelga.

La decisión de sostener la medida de fuerza abrió un conflicto interno en el gremio que se saldó el pasado viernes con la intervención judicial del sindicato. Es así como el gremio fue intervenido por pedido del gobierno provincial, que consideró que había "una situación anárquica" dentro del gremio y un incumplimiento de la conciliación obligatoria que habían dictado las autoridades en medio del conflicto.

Sin embargo, un grupo de dirigentes sindicales desplazados por la intervención se opuso a la medida judicial y ocupó el fin de semana una de las sedes del gremio.

Hasta esta madrugada el grupo de dirigentes mantenía tomada la sede de la ciudad de Caleta Olivia, donde reclamaron que se restituya en sus funciones a Héctor Segovia, a cargo del gremio hasta la intervención.

El resto de los miembros del sindicato, empresarios y funcionarios del Ministerio, por su parte, llegaron a un acuerdo por el que la intervención se mantendrá durante 90 días. Durante ese plazo, los interventores llamarán a elecciones en el sindicato para renovar las autoridades.

"Hemos puesto en funciones a nuestro delegado normalizador. Estaríamos convocando a elecciones en este plazo de 90 días que nos da la intervención y hemos conseguido que las empresas no descuenten los salarios caídos durante la huelga", destacó Roberti.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias