Regionales - 16 militantes asesinados en 1972

Masacre de Trelew: "Se podrían haber salvado más vidas", según una testigo

La médica Celia Negrín, convocada como testigo en el marco de dicha causa, declaró hoy que 'si se hubiera actuado con más diligencia se podrían haber salvado más vidas' el 22 de agosto de 1972.
lunes, 04 de abril de 2011 · 00:00
Negrín compareció ante el camarista Enrique Guanziroli, integrante del Tribunal Oral Federal con asiento en Comodoro Rivadavia, en una audiencia preliminar que se realizó esta mañana.

La profesional médica fue citada como testigo ya que al día siguiente de la masacre fue requerida como perito de parte por el padre de María Antonia Berger, quien fue una de las alcanzadas por las ráfagas de balas, pero logró sobrevivir.

"Recuerdo que el 23 de agosto, al día siguiente del fusilamiento, me contactó el padre de la mujer que había sido herida para que me constituyera como perito de parte e intentara saber sobre su estado de salud, aunque no pude hacerlo pues cuando llegué a la base ya la habían trasladado", explicó.

Berger junto con Alberto Miguel Camps y Ricardo René Aidar fueron los únicos sobrevivientes del episodio que se recuerda como "la masacre de Trelew" en el que murieron acribillados 16 militantes de organizaciones de izquierda alojados en la base naval.

En el testimonio brindado hoy, Negrín recordó el momento en que "fui a la base y me recibió el jefe (Rubén Alberto) Paccagnini, quien me atendió amablemente haciendo referencia a que la persona herida había sido derivada a un hospital naval".

La médica interpretó frente a las preguntas que le hizo la fiscalía que "si se hubiera tratado con más diligencia estoy segura que se hubieran salvado más vidas porque si se salvaron tres y otros fueron rescatados con vida, aunque después murieron, estoy segura queáhabría mas sobrevivientes".

El abogado Eduardo Hualpa, apoderado de las familias de las víctimas, explicó a Télam que "se están tomando declaraciones testimoniales de personas que pudieran aportar algo sobre lo ocurrido en aquella época".

"No son testigos presenciales, sino testigos de contexto", explicó Hualpa, quien forma parte del equipo de abogados del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels).

La de hoy fue la primera de una serie de "instrucciones suplementarias" en la que se cita a los testigos para reforzar sus declaraciones previas, igual que si fuera el juicio oral y público por lo que incluso se interpreta como la antesala del mismo.

Hualpa indicó que "acá están dadas todas las formalidades de un juicio oral y público porque todavía está pendiente en la Corte Suprema de Justicia de la Nación un planteo de la defensa en el sentido que la aministía de Cámpora de 1973 habría abarcado también a estos hechos".

"Por eso no se hace el juicio oral y público porque el tribunal interpreta que hacerlo sin que se resuelva primero eso no tendría sentido" explicó el abogado.

Están procesados en esta causa siete cuadros de la armada: Luis Emilio Sosa, teniente Roberto Bravo (exiliado en Estados Unidos), capitán Emilio Del Real, el suboficial Carlos Amadeo Marandino, Rubén Norberto Paccagnini (jefe de la base), Horacio Alberto Mayorga y Jorge Enrique Bautista, est eúltimo por el delito de encubrimiento.

En la elevación se le imputó a los procesados el delito de "homicidio doblemente agravado por alevosía y por ser ejecutado con el concurso premeditado de dos o más personas (16 hechos) y homicidio doblemente agravado por alevosía en el grado de tentativa (3 hechos) todos en concurso real".

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias