Regionales - Caso Bonefoi

Gatillo fácil y muertes en Bariloche: ¿Se viene otro juicio por encubrimiento?

La alternativa fue planteada por el abogado querellante Jorge Pschunder al evaluar las dudas que no fueron saldadas respecto de una segunda arma encontrada luego del asesinato.
sábado, 21 de mayo de 2011 · 00:00
La posibilidad de que el caso de gatillo fácil por la muerte de Diego Bonefoi se desdoble en un segundo juicio por el presunto encubrimiento de agentes de la Policía de Río Negro, es certera. 
 
La  aparición de una segunda arma en la escena del crimen 3 horas después del primer rastrillaje de Criminalística fue calificada por Pschunder como “increíble” y “absurda” ya que ninguno de los testigos ni las pruebas que obran en expediente pudieron precisar cómo no se encontró el revólver calibre 22 cuando se realizó el rastrillaje del gabinete de Criminalística y sí se hizo horas más tarde cuando el arma apareció sobre unos pastizales a 4 metros del lugar donde había caído muerto el menor.

El abogado pidió a los jueces de la Cámara Primera del Crimen que se inicie una nueva investigación por el presunto encubrimiento de los agentes de Criminalística y la fuerza policial en este caso.

Solicitó que se remita esta cuestión al fiscal de turno que analizar la conducta del entonces jefe de Criminalística, Walter Muñoz, que actualmente es Jefe de la Policía Científica de la Provincia. El oficial Emilio Silva y Flavio Mazzaferro, ambos intervinientes en el operativo que se realizó en la escena del crimen la madrugada del 17 de junio pasado.

Pschunder dijo que “se debe evaluar la conducta de esos funcionarios porque quisieron encubrir la muerte de Diego y hacerlo pasar por un enfrentamiento”, aludiendo a que el arma que según la querella fue “plantada” pretendía ser atribuída a Bonefoi, quien corría delante del cabo Sergio Colombil.

El abogado evaluó que el revólver no se encontró en el primer rastrillaje realizado por los peritos porque en ese momento se encontraba instruyendo la investigación el juez Martín Lozada en persona, quien dio la orden de realizar el operativo con en un perímetro de 10 metros a la redonda desde la escena del crimen.

Por esto también la querella apuntó a que se cite a Lozada para que relate en qué momento estuvo presente en el lugar del crimen y que “diga si cuando estuvo no se encontró el arma. Qué casualidad estaba Lozada y no se encontró y qué casualidad el que quedó a resguardo del lugar es la Comisaría 28”, dijo Pschunder.

“¿Cómo se puede comprar esa versión? Nos faltaron el respeto al intelecto a todos, no puedo creer que una persona que vino y dijo que tenía una gran instrucción diga que no vio el arma y encuentran tres botones, pero qué casualidad aparece una hora después el arma por un llamado telefónico que nunca se supo de dónde surgió”, señaló molesto el abogado querellante en sus alegatos.


(ADN).

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias