Regionales - Patagonia

Ley de tierras: Tompkins minimiza la nacionalidad del propietario

Se trata de un magnate dueño de valiosas tierras en el sur y en el noreste del país, y da su opinión sobre la polémica norma en la que la presidenta apura su tratamiento.
martes, 13 de septiembre de 2011 · 00:00
Douglas Tompkins, millonario estadounidense, propietario de vastas extensiones en la Patagonia y en la Mesopotamia, cree que el problema no pasa por la extranjerización de la tierra sino por el modelo de producción.

Con una forma de hablar pausada, pero con un castellano preciso, el potentado norteamericano reveló a la prensa que allá por los años '80, trabajó, junto a varios amigos e intelectuales, sobre el término globalización y su contracara: el ecolocalismo.

"Todo se basa en un entendimiento. Es necesario retornar a un origen. Que el poblador local se encuentre con su paisaje, que es parte de su identidad y que forma parte de su lenguaje y su forma de ser", expresó.

El ecolocalismo, según Tompkins, involucra el conservacionismo, la restauración del entorno y la producción limpia en toda su integridad.

En la entrevista, el magnate opinó sobre las políticas actuales de gestión en producción, sobre deforestación y erosión, y, además, sobre la iniciativa para limitar la venta de tierras a extranjeros.

"La clave no es quién posee la propiedad sino el modelo de producción. En Entre Ríos, compramos, ex profeso, las tierras más degradadas por erosión y, tras un paciente trabajo, las transformamos en uno de los mejores campos no sólo del país sino también comparados con los existentes en los Estados Unidos", dijo.

Tompkins fue propietario de la compañía de moda Esprit, pero, en 1990, la vendió e invirtió su dinero en la protección de la naturaleza.

"El ecolocalismo no es sólo producción alimenticia y cultural local sino también, y pensando específicamente en el futuro, energética. La energía también debe ser local", puntualizó.

Otras Noticias