"Soria siempre me decía 'gorda, mi mujer me va a matar'. ¡Y lo mató!"

Lo reveló Elisa Carrió en una charla. Es un comentario que le había confiado el fallecido ex gobernador de Río Negro.
miércoles, 05 de noviembre de 2014 · 00:00
Río Negro.- En el marco de una charla llamada "A 20 años de la Reforma Constitucional, llevada a cabo en el Salón Azul de la Facultad de Derecho de Buenos Aires,  Elisa Carrió reveló una anécdota tan desconocida como inoportuna sobre el ex gobernador de Río Negro, Carlos Soria.

Lilita, fiel a su incontinencia verbal, lanzó: "Soria siempre me decía 'gorda, mi mujer me va a matar'. ¡Y lo mató!", dijo. El relato vino a colación porque Soria era también uno de los integrantes del prestigioso panel convocado para la ocasión. Al parecer, poco y nada le importó a la convencional constituyente en 1994. 

En ese marco, al diputada enumeró su experiencia en aquellas históricas reuniones en la provincia de Santa Fe. Remóntandose dos décadas atrás, recordó que era una veinteañera, que recién había tenido a su hijo Ignacio y que le costó tomar la decisión de debutar en política porque su padre sufría de cáncer, pero él le dio el visto bueno, para que aceptara la propuesta del entonces diputado radical Luis León.

Como era amigo Raúl Alfonsín, Carrió le avisó a su padre que votaría en contra de las coincidencias básicas a las que había llegado el radical con el peronismo. Y, cuando éste se lo comunicó al ex presidente, éste se confió: "Yo me hago cargo de la nena".

Luego, los recuerdos de Carrió se vieron abruptamente coartadas por la discusión por el Consejo de la Magistratura, el órgano encargado de controlar a los jueces, que también se discutió en 1994, cuando Chacho Álvarez y el Frepaso estaban en contra, mientras que ahí había acuerdo de UCR y PJ. 

Pero, cuando el clima parecía ponerse tenso, la líder de la Coalición Cívica comenzó: "Fue una experiencia muy importante". “Ayudaron todos, ayudó Soria (en referencia a Carlos Soria, ex gobernador de Río Negro), que también está muerto... Se murieron todos (primeras risas de la gente). Bueno, a ese lo mató la mujer", continuó. Las carcajadas cesaron y todo siguió su curso. 

"Siempre me decía 'gorda, mi mujer me va a matar'. ¡Y lo mató!", disparó Lilita, al aludir al lamentable destino que corrió el mandatario de la provincia patagónica, cuando, el 1 de enero de 2012, fue asesinado de un tiro en la cara por su mujer, Susana Freydoz, quien estaría celosa por una supuesta infidelidad. (Redacción especial Minuto neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias