REGIONALES

Acciones para potenciar y desarrollar áreas irrigadas

Río Negro proyecta ampliar los valles bajo riego y sumar más tierras a la producción.
viernes, 25 de julio de 2014 · 00:00
RÍO NEGRO.- El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca rionegrino, Haroldo Lebed informó que se puso en marcha el Programa FAO - PROSAP para potenciar y desarrollar áreas irrigadas.

El trabajo, que comenzó el pasado mes de marzo con la realización del taller "La Problemática del Riego en Río Negro" y la firma de una carta intención con la Organización para las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en la Argentina (FAO), se encuentra en plena etapa de diagnóstico de las actuales zonas irrigadas y las potenciales áreas a regar.

"Tenemos la decisión política y el financiamiento para empezar a ampliar los valles bajo riego en la provincia, es parte de una política de Estado impartida por el gobernador Alberto Weretilneck . Tendremos un Programa Provincial de Riego que contemple inversiones, asistencia técnica y el diseño de políticas públicas y de alianzas público – privadas, que faciliten y estimulen nuevos desarrollos y negocios”, señaló Lebed.

Resaltó la importancia de hacer un trabajo de segmentación de los productores porque "no basta con saber el riego y la cantidad de hectáreas potenciales que 
tenemos, sino que también hay que conocer la cantidad de productores activos 
con que contamos y en qué franja y situación se encuentra cada uno. Esos datos podemos aportarlos desde el ministerio ya que estamos haciendo un nuevo relevamiento".

"Esta provincia está desaprovechada en lo productivo. Tenemos un riego de los que hay pocos en el país, tierras y buenos productores. La presidenta Cristina 
Fernández acaba de ratificar que quiere llevar a cuatro millones de hectáreas la 
extensión de valles irrigados y Río Negro es parte de esos potenciales lugares con 130 mil hectáreas bajo riego sobre una superficie posible de 480 mil. Tenemos los fondos, así que lo que queda es hacer la tarea y este ministerio está a disposición", concluyó.

Durante la presentación del plan de trabajo se especificó que se toman como base los antecedentes generados en las opiniones planteadas en el taller de riego realizado en Viedma y en la pérdida de competitividad que se visualizó en la zona.

Se evaluó el beneficio que significa tener las tierras disponibles, recursos y tecnología necesarios y la decisión política de querer mejorar la competitividad e 
infraestructura existentes, para poder potenciar y ampliar las zonas bajo riego.

El equipo de trabajo para esta primera etapa del proyecto, está conformado por
técnicos y economistas de: FAO, del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales 
(PROSAP), del Departamento Provincial de Aguas (DPA), de las Secretarías de 
Planificación y de Medio Ambiente y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la provincia. (Especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias