Ley de tierras: una cuenta pendiente en Río Negro que vuelve a generar polémica

El proyecto busca cambiar la matriz productiva y “ordenar”el uso y ocupación de hectáreas.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 21:36

Vuelve la polémica por la Ley de Tierras en Río Negro, el propio gobernador admitió que se trata de una cuenta pendiente de su gestión sobre un proyecto que busca cambiar la matriz productiva y “ordenar”el uso y ocupación de hectáreas.

La legislación de las tierras en la provincia, es uno de los temas que más preocupa a los habitantes, en varias oportunidades se intentó avanzar en un proyecto de Ley de Tierras, pero siempre hubo un freno marcado por la negativa de la sociedad rionegrina. Sin embargo, es un tema que siempre está en agenda, porque es una de las cuentas pendientes de la gestión del actual Gobernador Alberto Weretilneck. Incluso, en las últimas semanas, hubo un intento por volver a instalar la iniciativa en el ámbito legislativo, sin éxito.

La disyuntiva en torno al uso de las tierras tiene varias aristas a tener en cuenta, y resulta difícil diferenciar una de otra. Una inmediata, actual, es la que tiene que ver con la conformación de la economía provincial y principal motor de la región, que es la actividad frutihortícola. La mayor parte de la producción de Río Negro está dedicada a la producción de bienes agroindustriales de exportación, siendo la actividad agrícola bajo riego, y dentro de ésta especialmente la fruticultura, una de las principales actividades económicas.

Según el proyecto de Ley al que tuvo acceso La Tecla Patagonia, una de las principales novedades es, en efecto, el cambio en el uso de la tierra. Con la reforma, se establece que “la tierra fiscal rural, podrá destinarse a la producción agrícola, pastoril o ganadera, forestal, energética, minera, turística, industrial, tecnológica, mixta u otra económicamente rentable”. 

Por otro lado, existe un reclamo ancestral del territorio que tiene que ver con la posesión original de las tierras. Los pueblos mapuches sostienen el reclamo histórico de que no existen las denominadas “tierras fiscales”, puesto que en realidad se trata de territorio que le han quitado a las comunidades originarias. Incluso llevan acciones concretas para hacer prevalecer la propiedad de las hectáreas que aseguran tener. Existen asentamientos en distintos puntos de la provincia y en las áreas que se verían afectadas por este proyecto de Ley.

Otras Noticias