Crónica de un desencuentro inesperado: Carreras y Soria, juntas pero lejos

Ni la Fiesta de la Manzana pudo endulzar la relación.
domingo, 9 de febrero de 2020 · 23:56

El contexto era el ideal. La Fiesta Nacional de la Manzana, una de las más importantes de la Patagonia, podía marcar el reencuentro y el comienzo de un nuevo camino, más ameno, menos tenso, entre la gobernadora de Río NegroArabela Carreras, y la intendenta de General Roca, María Emilia Soria. Pero no hubo diálogo, ni encuentro... ni un saludo protocolar.

Se presuponía que tras la invitación de la intendenta y la aceptación pública de la mandataria provincial, el encuentro de las mujeres fuertes de la política provincial era un hecho inevitable.

Incluso había un antecedente: durante el Mundialito de Fútbol Infantil que se desarrolló a mediados de enero, Carreras y Soria habían accedido a fotografiarse juntas y sonrientes.

Y a eso se suman la declaraciones conciliadoras de la intendenta, quien apenas asumió el cargo en mayo de 2019 afirmó: “Si alguna vez hubo alguna disputa personal con (el exgobernador) Alberto (Weretilneck), eso se terminó con Alberto”.  

Por su parte, la gobernadora también había dado señales positivas durante la mañana del evento al afirmar que con su presencia en la Fiesta Nacional de la Manzana se cortaba una racha de 17 años sin que un mandatario provincial acudiera a los festejos: “Esta es la única ciudad donde ocurrió eso. Intentaremos revertir la situación”, fueron sus palabras.

Sin embargo, a pesar de que Carreras se mostró entre el público, dialogó con los expositores y refirió ante las cámaras que “es fantástico encontrarse con los vecinos” y que el evento “es una fiesta hermosa y una celebración de nuestra producción, del trabajo rionegrino y del valor agregado”, jamás pasó por el sector donde se encontraba Soria y un nutrido grupo de autoridades locales y nacionales.

"Lo importante es que haya venido", dijeron desde el entorno de la intendenta con la intención de enfriar la situación. Sin embargo, no todos mostraron la misma templanza. Un ejemplo de ello es el tuit que compartió horas después el legislador José Luis Berros: "De chiquitos nos enseñaron que cuando uno llegaba a la casa de alguna persona, lo correcto es saludar. Eso habla de qué clase de persona sos. Impresentable la actitud de la gobernadora, la de no saludar a la Intendenta que la invitó. Aunque pensándolo bien capaz no la dejan".

Otras Noticias