Coronavirus: el ruego de una madre antes de fallecer en Río Negro

Los detalles de una historia conmovedora.
jueves, 27 de agosto de 2020 · 11:24

NEUQUÉN.- La protagonista de esta historia se llamaba Graciela Huenchumán, vivía en Los Menucos y refleja lo que el coronavirus provoca en las familias. Es la historia de una defunción, pero también de un milagro. 

Ella estaba embarazada, no sabía que el covid-19  habitaba su organismo y estaba alegre esperando a su primer hijo varón. Lo cierto es que se produjo su fallecimiento pero su bebé pudo salvado por los médicos del nosocomio de Jacobacci, Río Negro.

Mientras la trasladaron desde Los Menucos a la localidad nombrada, le manifestó a su marido llamado Gabriel que presentía que iba a suceder algo malo y luego le rogó: “Cuidame a las nenas", según revela el diario lmneuquen.com.ar. 

Lo cierto es que su presagio se cumplió y lamentablemente esta mujer, que estaba feliz con su embarazo y que tenía solo 31 años, no pudo salvarse del acecho tremendo del virus, del que no sabía que era portadora. 

La falta de trabajo de su marido, y las urgencias económicas, a veces la deprimían, pero sus otras dos hijas de 12 y 6 años y esa criatura en camino, le daban fuerza para continuar.  Pero todo empeoró el domingo pasado: tuvo presión alta, la medicaron y regresó a su hogar.

Al día siguiente, su esposo la volvió a llevar porque ya estaba mal, y por ello, decidieron trasladarla hasta Ingeniero Jacobacci. Los profesionales allí advirtieron que la única esperanza que quedaba era la de rescatar al bebé con vida. Así fue y ella pereció.

Gabriel, recibió las dos noticias a la vez: la del fallecimiento y la del nacimiento. Fue así que viajó a Jacobacci para conocer a su hijo que sigue internado para hacerle todos los análisis y saber si es portador del virus. Fue informado que el bebé está bien de salud. 

Los interrogantes son muchos y la familia busca saber si hubo cierta negligencia en el tratamiento médico, ya que no pueden comprender el desenlace. La víctima fue despedida por su madre, su hermano y su esposo, quien tendrá la ardua tarea de cuidar a tres niños, frutos de un amor incondicional. 

Otras Noticias