SAN CARLOS DE BARILOCHE

Escándalo entre comerciantes de Bariloche desató una insólita pelea

Empleados de un local gastronómico agredieron a un emprendedor que quería abrir su local en Bariloche.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 12:35

La ciudad de Bariloche fue escenario de una insólita pelea entre comerciantes que terminó con un enfrentamiento entre empleados de un local gastronómico y un hombre que pretendía abrir un local propio en la misma zona.

Los protagonistas del conflicto en la ciudad andina fueron los empleados de la conocida churrería El Topo y Rudolf, una heladería también famosa por vender churros y waffles en Bariloche. El relato salió a la luz a través de una serie de publicaciones en las redes sociales.

De acuerdo con el relato, que se viralizó a través de Twitter, el personal de la wafflería de Bariloche atacó a Emma, el hombre que intentaba ingresar mercadería al local de su nuevo emprendimiento individual.

Según indicaron desde El Topo, eran ocho personas contra este emprendedor, a quien no solo agredieron, sino que además le rompieron la mercadería, algunas maquinarias y tiraron varios potes de dulce de leche.

Por los daños, pidieron a la Municipalidad de Bariloche que tome las medidas correspondientes. 

 

La versión del agredido

La víctima de las agresiones manifestó en su versión que los empleados del otro local lo amenazaron con sacarlo del lugar “a los tiros” y reconoció que mientras intentaba comunicarse con la Policía, hizo uso de su fuerza para defenderse.

A través de la narración en redes sociales se dio a conocer que Emma, como identificaron al agredido, tiene 28 años y es parte de una familia de emprendedores. Hace poco decidió lanzar su propio local en Bariloche para, desde allí, expandir sus ventas hacia otros municipios aledaños.

Denunciaron amenazas graves como "no sabés con quién te metiste" y "acá no vas a abrir nunca más".

 

El drama de la competencia

La preocupación por recuperar los niveles de venta y actividad ha profundizado la competencia comercial entre los locales de la ciudad turística. Inclusive, entre negocios que orientan su actividad a diferentes rubros.

Hasta el momento, las autoridades de la Municipalidad no se pronunciaron sobre el hecho.  

Desde la churrería El Topo expresaron que su política comercial “es solidaria frente a comercios de rubros diferentes” y expresaron su tristeza por lo ocurrido. Por último, aseguraron que tomarán otras medidas: “Por supuesto que haremos las denuncias correspondientes”, manifestaron.

Otras Noticias