Río Negro

La increíble historia del vecino de Río Colorado que recorrió cuatro provincias en un auto de 1916

El piloto de Río Colorado ganó, junto con su equipo, el Gran Premio Roadbook de Baquets.
domingo, 21 de noviembre de 2021 · 12:03

En el año 2019, antes de que se desatara la pandemia del coronavirus, un vecino de Río Colorado emprendió una gran hazaña al lanzarse a recorrer cuatro provincias con un coche de 1916.

Se trata de Julio César Dupont, piloto y mecánico de la ciudad de Río Colorado, quien logró recorrer cientos de kilómetros en un antiguo Ford T de 1900, en el marco del certamen por el Gran Premio Roadbook de Baquets, que convoca a joyas mecánicas a recorrer los caminos de San Juan, Mendoza, Neuquén y Río Negro.

Desde que pensaron en participar del evento con un auto de hace un siglo, el conductor de la localidad de Río Colorado y su equipo sabían que no sería fácil por la cantidad de requerimientos y dificultades técnicas que podían aparecer.

 

Hasta el último aliento

Dupont contó en diálogo con 24/7 Noticias que él, Adrián Sanmartino (navegante) y Rubén Yost (auxilio), padecieron innumerables obstáculos durante el recorrido por las cuatro provincias.

El Ford T se produjo desde 1908 hasta 1927.

Una de las experiencias más difíciles de la prueba fue el camino a Uspallata. "Fueron más de 300 kilómetros, subimos a 2.200 metros de altura y de ahí caímos a un río seco. Realmente fue un tramo muy bravo, con 18 kilómetros de subida, en un lugar muy difícil de pasar porque los autos se calentaban y tardamos 9 horas en hacer ese recorrido", relató.

Por si fuera poco, en ese mismo tramo rompió el eje delantero y tuvo un problema con la hoja maestra del elástico, por lo que se movía la dirección. Chocó contra unas plantas y rompió el radiador, lo que ocasionó que llegaran durante la madrugada y con el auto bastante dañado.

Además, Dupont y su equipo tuvieron que superar la última etapa con inconvenientes que obligaron al grupo a transitar el tramo decisivo con la cautela que suponía haber realizado una nueva soldadura en el chasis del Ford T 1916.

Sin embargo, el esfuerzo valió la pena, porque el grupo logró completar la vuelta del certamen. "Lo lindo de este gran premio es que tuve el acompañamiento de amigos de todos lados. Vino gente que no conocía, pero que trabajó conmigo a la par para poder tener el auto listo. Realmente tuve mucha contención y eso fue clave para poder dar toda la vuelta”, concluyó el piloto de Río Colorado.

Otras Noticias