Bariloche

El italiano que recorre las cumbres más rudas de todo Bariloche

Luca Rosso es montañista y está radicado en la ciudad hace tres años, lo apasiona descubrir lugares para escalar.
sábado, 11 de septiembre de 2021 · 14:37

El italiano Luca Rosso afirma haber recorrido unas 400 montañas en Los Alpes, la cadena de montañas en Europa Central. Pero desde que se radicó en Bariloche, tres años atrás, busca los lugares más agrestes y salvajes, con las rutas menos transitadas para visitar y explorar.

“Soy montañista desde hace 30 años. Los Alpes eran mi diversión de fin de semana, tanto en verano como en invierno. Era normal salir de trekking, hacer actividades al aire libre. Cuando llegué a la Patagonia, empecé a dar vueltas por acá”, resalta este italiano de 42 años, que estima haber conocido 70 cumbres en la región de Río Negro.

“En la montaña, no sabés qué puede pasar. A veces, ni siquiera hay señal de celular”.

Me inclino por las travesías que nadie hace. Lo lindo, para mí, es hacer cosas diferentes. Veo las montañas desde abajo y elijo alguna. La ubico en el mapa pero muchas veces, ni siquiera tienen nombre

 

Su vida antes de Bariloche

Luca nació en Pietra Ligure, un pueblo de mar en el norte de Italia. Trabajó por 15 años como técnico administrativo en una empresa constructora y, en 2009, visitó Argentina por primera vez como turista, junto a un amigo. Su intención era recorrer y hacer “trekking de la vida, tal como dicen los europeos”.

“Paradójicamente, Argentina parecía más sencillo para empezar. Pero me cansé de mandar currículum a todas partes. Trabajé un tiempo en negro con un agrimensor. Después, empecé a hacer salidas de montaña por el norte neuquino”, asegura Luca, quien en 2019 se mudó junto a su pareja a Bariloche.

Sin embargo, conseguir trabajo en la cordillera también le resultó difícil. Pasó por el canopy y la construcción y, antes de la pandemia, viajó una temporada a Italia para reunir algo de dinero, donde trabajó como barman.

Luca, previo a cada travesía, estudia si en el camino podrá conseguir más agua, en algún arroyo.

A su regreso a Bariloche, comenzó a recorrer los cerros de la región. A Luca no le apasiona repetir travesías, y afirma que “una vez que se sube el López, el Villegas o el Ventana, los cerros clásicos, ya está. En El Bolsón, pasa lo mismo, todo se limita al Cajón del Azul y a un par de refugios más. Pero hay montones de lugares que nadie conoce”.

Selecciona las montañas un poco al azar y una vez que se decide busca información, aunque asegura que no hay demasiada. “Me gusta la fotografía, de modo que, entre las fotos y los mapas, me arreglo”.

A ese italiano le apasiona tanto lo que hace que creó una cuenta con cientos de seguidores en la aplicación Wikilok, donde comparte cada una de las rutas que realiza. “La montaña debe ser de todos y la idea es brindar información respecto a caminos que se conocen poco. Doy detalles sobre el desnivel y las dificultades. No es sencillo andar en la montaña y cada uno debe saber hasta dónde puede llegar”, finaliza Luca.

Otras Noticias