Río Negro

La expansión del coronavirus obliga el cierre de algunas delegaciones en Río Negro

Una delegaciónafectada por los contagios de coronavirus, en Fernández Oro, cerrará sus puertas una semana.
martes, 11 de enero de 2022 · 15:54

Debido a la expansión de coronavirus, el Gobierno de Río Negro mantiene su receso de enero en la administración pública y en algunos casos, los servicios continúan con guardias. 

El sostenimiento de algunas delegaciones se complica frente al alto número de casos de coronavirus en sus empleados. La expansión de la enfermedad afectó a varios sectores de la economía y ahora también al público.

Anuncio de la SENAF de Fernández Oro.

Una delegación que cerrará sus operaciones por hoy será la SENAF (Secretaría de la Niñez) de Fernández Oro, que permanecerá cerrada por “positivos de coronavirus, según informó la entidad mediante redes sociales.

En tanto, la semana pasada, la sede del Ipross en Cipolletti cerró su oficina por la gran cantidad de contagios. Los funcionarios de toda la provincia resaltan los contagios actuales del personal público, pero aseguran que se mantienen las prestaciones del Estado rionegrino.

Sede del Ipross en Cipolletti.

 

La palabra de la ATE ante la situación 

Hace unos días, la ATE (Asociación Trabajadores del Estado) advirtió sobre los contagios de coronavirus y aislamientos en el SPLIF (Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales), que completó con su reclamo por la “falta de ingreso de personal capacitado para combatir el fuego”.

El gremio destacó que esta es una demanda que el sindicato sostiene desde antes de los incendios “considerando la prevención como una herramienta clave en el combate de los siniestros”.

El delegado Adjunto de ATE Nación, Rodolfo Aguiar.

Por su parte, en referencia a las recientes modificaciones de contactos estrechos, el Adjunto de ATE Nación, Rodolfo Aguiar, afirmó que “los cambios en el aislamiento por contacto estrecho se convertirán en un boomerang para quienes los impulsaron y se pretende beneficiar a patronales estatales y privadas a costa de la salud de los trabajadores”.

Para Aguiar, la decisión gubernamental de eliminar el aislamiento obligatorio a los contactos estrechos que estén vacunados “responde a los intereses empresarios y de alguna manera se cambia el principio con el que se gestionó la pandemia desde su aparición en nuestro país”.

Otras Noticias