Valcheta

Gracias a un trabajo de diez años, la población de la rana de Valcheta creció

La rana de Valcheta es una de las 100 especies con mayor peligro de extinción del mundo.
domingo, 16 de enero de 2022 · 10:42

Gracias a un operativo realizado por científicos de la Universidad Nacional de La Plata, la población de la rana de Valcheta, que se encontraba en estado crítico de extinción, empezó a crecer.

Los agentes y pobladores de los alrededores de Valcheta, comenzaron a trabajar hace diez años para que la especie que solo se puede encontrar en la localidad rionegrina. Hasta el momento, la población de la rana de Valcheta aumentó en un 5 %.

El grupo de científicos espera que para el año 2030 la población actual de la rana de Valcheta se haya duplicado.

La rana de Valcheta (o Pleurodema somuncurense como es su nombre científico) fue tomada como especie “insignia” dentro de la división de herpetología de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de la Plata y pasó a ser una importante línea de investigación y la primera de su tipo en el país.

El operativo para salvar al anfibio de la extinción se llama “Meseta Salvaje” y es encabezado por el doctor Federico Kacoliris y estuvo compuesto por un equipo de becarios del Conicet y docentes de la universidad platense. 

Ciudadanos locales en los arroyos de Valcheta, donde habitan las ranas.

El proyecto tiene por finalidad la preservación, mejora del hábitat y aumento poblacional de la especie que se encuentra en el top 100 mundial de los vertebrados con mayor riesgo de extinción.

 

Declaraciones de los científicos que pretenden salvar la especie 

En diálogo con el diario Río Negro, Federico Kacoliris sostuvo que el área donde habita la rana de Valcheta es “tan pequeña que cualquier pérdida de hábitat, el porcentaje con el nivel de destrucción de la especie es mucho mayor”, añadió Kacoliris

La trucha arcoíris, el mayor depredador de la rana de Valcheta.

El entorno en el que viven los especímenes no supera los 10 kilómetros cuadrados, con lo cual cualquier modificación tiene una incidencia directa. A eso se le añade la presencia de la trucha arcoíris, su mayor depredador que habita en el arroyo de Valcheta entre 1920 y 1930.

“Sabemos que la siembra atrae mucho turismo y entendemos que en muchos parajes es necesario, pero en el caso de Valcheta queremos que no se haga más, al menos en la parte superior del arroyo”, advirtió el científico.

Otras Noticias