JUDICIALES

Comenzó el juicio contra Pablo Parra por el femicidio de Agustina

La primera de las once jornadas comenzó hoy, en Cipolletti. Se espera que finalice el 17 de mayo.
lunes, 6 de mayo de 2024 · 10:22

Desde las 8 de la mañana, en Cipolletti, se lleva a cabo el juicio por el femicidio de Agustina Fernández, quien fue asesinada en julio de 2022. Pablo Parra es el único detenido e imputado por el crimen y está detenido desde diciembre de ese año.

El juez a cargo del juicio, que contará con 11 jornadas, es Guillermo Baquero Lazcano y comenzó la audiencia con las indicaciones al jurado popular, que deberán escuchar, debatir y determinar si Parra es culpable de asesinar a Agustina Fernández.

Agustina Fernández fue asesinada en julio de 2022.
(Fuente: Minuto Neuquén)

La fiscalía expuso su teoría y remarcó cuatro puntos que consideran clave en el caso: obsesión, rechazo, ataque a traición y ocultarse. La querella, a su vez, destacó la negativa de Agustina de vincularse con Pablo Parra y expuso detalles sobre el ataque que la joven sufrió en el departamento del acusado el día de su muerte.

La defensa, por su parte, comenzó su alegato preguntándose si efectivamente Pablo Parra es un asesino. Hicieron hincapié en la colaboración de Parra durante la investigación. Luego de su exposición, aclararon que desde la defensa no niegan que Agustina Fernández haya sido asesinada, sino que sostienen que no fue Pablo Parra quien lo hizo.

Los padres de Agustina Fernández. (Fuente: Google)

Los primeros en declarar fueron los padres de Agustina, quienes estarán presentes en todas las audiencias hasta que finalice el juicio.

En el transcurso de las 11 jornadas se exhibirán los resultados de las intervenciones telefónicas efectuadas durante la investigación, al igual que las pruebas de los allanamientos, fotografías, informes policiales y los informes de las Oficina de Investigación de Telecomunicaciones de la Procuración y de la Oficina de Informática Forense del Superior Tribunal de Justicia.

 

El femicidio de Agustina

Agustina Fernández era una joven estudiante de medicina que se había mudado desde La Pampa a Cipolletti para cursar la carrera en la Universidad Nacional del Comahue. Alquiló en un complejo de departamentos de la calle Confluencia 1301, donde Parra vivía.

Ella residía en la planta superior y el sospechoso en la planta baja. En ese contexto, entablaron una relación sentimental, aunque, según la acusación, la víctima había decidido finalizar, puesto que no quería mantener ningún compromiso con el acusado.

El 2 de julio, Pablo Parra la abordó en el complejo, la invitó a su departamento y se retiró con la excusa de realizar algunas compras. Ella se quedó en el interior y fue atacada con golpes que le provocaron la muerte. Días después, falleció como consecuencia de traumatismo craneoencefálico grave.