Atroz asesinato en Chubut

Un hijo esquizofrénico mató a su padre tras un conflicto intrafamiliar. Fue en Comodoro Rivadavia.
lunes, 1 de junio de 2015 · 00:00
CHUBUT.- Un atroz asesinato tuvo lugar en Comodoro Rivadavia, Chubut: Ricardo Cruz, de 50 años, se convirtió en la séptima víctima de homicidio. Según las hipótesis que maneja la fiscal de turno Camila Banfi, quien trabaja en el caso, el hombre fue asesinado en el interior de su vivienda, presuntamente por un conflicto intrafamiliar.

Se presume que fue atacado con un arma blanca por las múltiples lesiones de ese tipo que presentaba en la cabeza, cara y cuello, indicaron fuentes judiciales. La principal hipótesis apunta a su hijo, un joven de 20 años que sufre esquizofrenia y con quien la víctima residía en esa vivienda alquilada de Rementería al 3.000, del barrio Isidro Quiroga.

En la Seccional Quinta, ubicada a tres cuadras, autoridades policiales se encontraban reunidas con los investigadores analizando los pasos a seguir y aguardando la realización de exámenes al hijo de la víctima.

Es que todo apunta a su persona. Sin embargo, tampoco se descarta una segunda hipótesis, que involucraría a un tercer actor en la escena del homicidio y la posibilidad de un crimen con tintes delictivos.

Sus vecinos comentaron que Cruz había llegado hace un mes desde Salta, traído por otro hijo que trabajaba en esa ciudad y que reside en otra vivienda. Por lo poco que saben los habitantes de la cuadra, el hombre vivía allí sólo con su hijo de 20 años, a quien cuidaba.

El asesinato fue descubierto cuando el hijo que lo trajo a residir a Comodoro llegó hasta el domicilio y se encontró con el cuerpo de su padre y con su hermano inconsciente. De inmediato lo despertó y el joven le habría dicho que un grupo de personas intentó ingresar a la casa, efectuando disparos e hiriendo a su padre.

Pese a ello, tras la intervención policial, las primeras pericias, el análisis de la violenta escena y el aporte de testigos, se determinó que podría tratarse de un “ataque psicótico” que habría sufrido el joven.

Nadie escuchó disparos en el sector ni observó la presencia de personas extrañas al vecindario entre las 7 y las 8 de ayer, cuando se presume que se produjo el homicidio. Los investigadores secuestraron un cuchillo, un destornillador y prendas ensangrentadas.

El joven sospechoso de asesinar a su padre permanece internado en calidad de detenido en el Hospital Regional donde hoy será sometido a la audiencia de control judicial mientras avanzan también las pericias para determinar si es una persona imputable, publica el diario El Patagónico. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias