Terrible secuestro virtual en Roca

Aparentemente habría policías involucrados.
jueves, 13 de noviembre de 2014 · 00:00
General Roca.- Un terrible secuestro virtual tuvo lugar en General Roca: La víctima fue una mujer y la pesadilla llegó a su fin con la entrega de más de 20.000 pesos a los delincuentes que supuestamente tenían a su marido, a quien amenazaban con cortarle los dedos.

Lo sorprendente del caso es que a la víctima la hicieron llamar a la línea 911 de emergencia de la Policía de Río Negro (que se monitorea en Viedma) y desde allí derivaron la comunicación a una comisaría de Roca desde donde se planeó el pago del rescate.

"Le hablamos desde la policía para avisarle que su marido tuvo un problema", le dijeron el pasado martes de la semana pasada, ya cerca de las 18:30. Y le agregaron: "Señora, si tiene dudas llame al 911". Entonces cortó el teléfono fijo y marcó el número de emergencias y allí le dijeron: "Su marido está secuestrado".

Debido a que estaba hablando con la policía, la mujer no dudó de la información. Luego intempestivamente apareció la voz de otra persona (con acento porteño) y con insultos y amenazas comenzó a exigirle a la mujer la entrega de 50.000 dólares. "Dame la plata o le cortamos un dedo", le advirtieron. 

Un hombre, de fondo gritaba "ayudame negrita, me van a matar", simulando ser su marido. Como en cada secuestro virtual, el delincuente le exigió que no cuelgue el teléfono fijo y que desde su celular se comunicara con otra línea desde donde comenzó a recibir más instrucciones. La comunicación fue extensa. Finalmente, con una suma cercana a los 20.000 pesos, los que cuidadosamente puso en una bolsa, la mujer salió de su casa, ubicada cerca del canal principal de riego, para entregar el dinero.


Dejó el dinero en un cesto de basura y regresó a su casa. Todavía temblando y con el delincuente en el teléfono que le advertía que con ese dinero no le alcanzaba "ni para el vuelto", enfiló el camino de regreso.

Ya en su vivienda la mujer cortó la comunicación con el supuesto secuestrador y en un lapso de escasos segundos se comunicó con un familiar para dar aviso de lo que había ocurrido. Momentos más tarde, su esposo llegó en su camioneta a la casa, al regresar de un supermercado de Roca. Ya era tarde, el pago por el
secuestro virtual estaba hecho. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias