Bariloche : Toda una familia presa por un salvaje crimen

Madre e hijos fueron procesados por el homicidio de Garnica a quien enterraron en el patio de su vivienda.
viernes, 26 de junio de 2015 · 00:00
BARILOCHE.- En el marco del salvaje crimen de Miguel Garnica en Bariloche, Aníbal Chávez Aguilar quedó procesado con prisión preventiva como presunto autor del homicidio, doblemente agravado por la concurrencia de dos o más personas y por la alevosía. En consecuencia, Chávez Aguilar continuará detenido en el Penal 3 de Bariloche. Allí, están presos su hermano Paul y su madre, quienes también están procesados por el mismo hecho.

Fuentes judiciales informaron que el juez de Instrucción Ricardo Calcagno dictó esta semana el procesamiento con prisión preventiva de Chávez Aguilar. El juez tuvo en cuenta para procesar al imputado su confesión como autor del homicidio de Garnica, el informe de la autopsia y las declaraciones de testigos.

Según confirma De Bariloche, el 2 de junio pasado, Chávez Aguilar confesó en indagatoria que fue el autor del salvaje crimen de Garnica. Aseguró que actuó solo y que usó un arma que le arrebató a la víctima, quien presuntamente lo había amenazado. Las fuentes señalaron que la declaración del imputado se hizo con la asistencia de su defensor oficial.

En base con la acusación fiscal, el homicidio de Garnica ocurrió entre la tarde del 29 de enero y la mañana del 30 de enero pasado, en un terreno ubicado en la calle Michay al 600 del barrio Eva Perón. Garnica concurrió invitado a una reunión organizada por los Chávez Aguilar donde fue asesinado en venganza por la muerte de un tío de los acusados.


Familiares de Garnica, de 23 años, denunciaron su desaparición. Luego, se hicieron tres allanamientos en el domicilio de la familia Chávez Aguilar, pero el fiscal encabezó el 3 de febrero pasado un cuarto allanamiento, donde descubrieron el cuerpo de Garnica enterrado en una vieja letrina, que había sido tapada con una platea de cemento. El cuerpo estaba dentro de una bolsa de consorcio, con tres disparos de arma de fuego, golpes y las piernas atadas. (Redacción especial Minuto Neuquén)



Otras Noticias