"Robó, chocó y mató": Sentencia inédita en Cipolletti

Conocé lo que dijo el fallo de tres jueces de dicha localidad.
martes, 5 de noviembre de 2019 · 13:22

CIPOLLETTI.- Una sentencia sin precedentes tuvo lugar ayer en Cipolletti: David Bastías, fue declarado autor penalmente responsable  por un hecho que ocurrió el año pasado en el barrio Managua, en el feriado del 25 de mayo. Debido a la pena legal aplicada, el imputado de 19 años, puede recibir una pena de 8 a 31 años de prisión efectiva.

"Robó, chocó y mató en Cipolletti". Cabe recordar cuáles fueron los sucesos que derivaron en dicha sentencia. En aquella ocasión, el imputado y un acompañante robaron un  Volkswagen Pointer, huyeron realizando maniobras peligrosas sobre la Ruta 151, en dirección a Cinco Saltos. Al ver que la policía los perseguía aceleraron,  quisieron retomar para perderse y colisionaron de frente a un Ford Fiesta en el que viajaba Francisco Di Clérico,que murió producto del accidente.

 

“Homicidio con dolo eventual”. Por ese hecho ahora se conoció el fallo en donde el tribunal presidido por la jueza de juicio María Florencia Caruso y los magistrados Guillermo Baquero Lazcano y Marcelo Gómez  declararon a Bastías culpable del delito de hurto de un rodado estacionado en la vía pública, en concurso real con homicidio simple con dolo eventual.

En su sentencia, los jueces, argumentaron que el ladrón si bien no tuvo la intención directa de matar, era totalmente consciente de que con su accionar ponía en peligro la vida de terceros. Cuando leyeron, los magistrados argumentaron: "El autor asume como posible que se produzca un resultado no buscado originariamente, pero que es tomado como posible, y frente a esa posibilidad el sujeto activo expresa una marcada indiferencia en cuanto a cualquier aseguramiento o corrección de plan  …”


Cabe destacar que la figura aplicada tiene que ver con el marco penal del homicidio simple, es decir de 8 a 25 años de prisión. En la eventualidad del juicio de cesura, con el concurso real del hurto del vehículo, la escala se compone entre los 8 y los 31 años. Por el hecho, el imputado también sufrió fuertes heridas y quedó en silla de ruedas y debido a ello, no fue a la cárcel. Con una pulsera electrónica estuvo detenido en su vivienda de Cipolletti, hasta ahora que se le leyó la resolución de la justicia. Con esta inédita sentencia, se sienta precedente en sucesos similares. (Redacción especial Minuto Neuquén)