"Dolor en Viedma": Murió el obispo Miguel Hesayne

Los detalles de una noticia que entristece a toda la región rionegrina.
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 14:28

RÍO NEGRO.- El monseñor Miguel Esteban Hesayne, Obispo Emérito de la Diócesis de Viedma, falleció y el dolor se apoderó de la región debido a la tremenda pérdida. Fue desde la Diócesis de Azul, que informaron de su deceso.

Su historia. El religioso nació el 26 de diciembre de 1922 en dicha ciudad bonaerense nombrada. El 12 de diciembre de 1948 fue ordenado sacerdote, en el seminario San José de La Plata. También se desempeñó como profesor de literatura y latín en el Seminario diocesano de Azul y más tarde fue rector  allí también. Hesayne, fue cura párroco en las localidades bonaerenses de Tapalqué, Veinticinco de Mayo, General La Madrid y Las Flores. Fue capellán auxiliar en el Regimiento de Azul durante quince años y también ocupó el cargo en la Base Naval Azopardo de la Armada Argentina.

En la era de las severas violaciones a los derechos humanos, Hesayne fue miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), uno de los organismos que recababa denuncias y asistía a los familiares de las víctimas. En la fase final del proceso (1976-83), el obsipo de Viedma tuvo un rol destacado en la crítica a la represión ilegal y muy especialmente en dar a conocer el crimen en 1976-mediante un accidente simulado- del obispo Enrique Angelelli, de La Rioja.

El 5 de abril de 1975, el papa Paulo VI lo transformó en obispo de la diócesis de Viedma, provincia de Río Negro. Miguel Estaban Hesayne tenía 52 años por ese entonces. Ese mismo año se instaló en la ciudad rionegrina de la que sería obispo durante 20 años, hasta que presentó su renuncia el 28 de junio de 1995, debido a su edad avanzada.

Para dar cuenta de su muerte, la Conferencia Episcopal Argentina, en su cuenta de Twitter, destacó con unas sentidas palabras: "Encomendemos al Señor a nuestro apreciado Miguel Esteban y a su querido Instituto Cristífero. Pedimos que para Él brille la luz que no tiene fin"

Su muerte cobra vital importante relevancia y marca un profundo dolor en Viedma, ya que al igual que el de otros obispos como Jaime de Nevares o Jorge Novak, el obispo, quedó referenciado a la lucha contra la etapa de la dictadura militar en Argentina y al compromiso inquebrantable con los pobres.

¡Q.E.P.D. Hesayne, que será recordado por siempre en la región!. (Redacción especial Minuto Neuquén)

 

Otras Noticias