Choele Choel: la cosecha de trufas negras ha sido un éxito

Buscarán posicionarse en el mercado internacional.
sábado, 4 de julio de 2020 · 17:00

En la ciudad de Choele Choel, la comunidad por fin pudo anunciar la noticia de que se ha reanudado la cosecha de las famosas trufas negras de Perigord. Según fuentes especializadas, la intención es volver a repetir la exitosa venta de este producto que se produjo el año pasado.

En un contexto signado por la crisis económica que ha generado el coronavirus, esta fruta podría ofrecer una variante productiva que ayude a recuperar con rapidez el sector agrícola del Valle. En la localidad rionegrina, han puesto muchas esperanzas en que se repita la gesta anterior.

Afortunadamente, el desastre sanitario que ha provocado la expansión de la enfermedad proveniente de China en nuestro país no tuvo repercusiones sobre el buen crecimiento de las trufas, cuya cosecha se ha desarrollado con normalidad, aunque no sin dificultades.

Durante los inicios de este invierno, tanto en Choele Choel como en el resto del Valle Medio se produjeron nevadas inesperadas que alcanzaron incluso a la Ciudad de Neuquén. Esto pudo haber complicado el estado de la tierra, pero sin embargo resultó productivo.

Este commodity resistente a las nevadas tiene un alto valor comercial en el mercado internacional. Es así que pequeños y grandes productores de la ciudad del Valle buscarán posicionarse como lo hicieron en 2019 e intentar salvar la baja rentabilidad de un 2020 accidentado.

Estas trufas tardan aproximadamente un año en crecer, lo cual representa un arduo trabajo de mantenimiento, que se puede ver frustrado ante cualquier cambio climático (hoy en día cada vez más corrientes). En el medio ADN Río Negro, productores locales hablan de una "cuenca trufera".

Recientemente, se ha confirmado que en algunos hospitales de Choele Choel se han instalado cámaras termodinámicas. Estas adquisiciones son importantes para prevenir los contagios de coronavirus, al permitir un control automático de la temperatura corporal al ingresar en el recinto.

La ciudad de Bariloche también ha recibido este nuevo insumo para controlar a los pacientes y no pacientes ingresados, al igual que la ciudad de Cipolletti, la cual presenta la particularidad de estar a un puente de distancia de la capital neuquina, hoy muy preocupada por la circulación comunitaria.

Otras Noticias