Viedma

La prohibición de pirotecnia de estruendo no pudo limitar su uso en Viedma

Ayudado por la venta ilegal, en las últimas noches se pudo presenciar el uso de pirotecnia en Viedma.
domingo, 26 de diciembre de 2021 · 18:34

El uso de pirotecnia durante las fiestas en la región fue un problema y Viedma no fue la excepción, ya que durante la noche del viernes 24 de diciembre se registró un uso importante de este que puso en riesgo a las mascotas y a los habitantes.

A pesar de regir una legislación que prohíbe el uso de pirotecnia en la ciudad, el uso de fuegos artificiales continuó, en especial en los artículos de estruendo que se pudieron presenciar por varias zonas de Viedma.

El uso de pirotecnia afecta a niños con autismo u otras enfermedades parecidas.

Esta presencia de pirotecnia sorprende aún más cuando desde la Municipalidad de Viedma habían lanzado una campaña de concientización en los días previos a la navidad

La campaña apuntaba a que se cumpla la legislación que prohíbe el pirotecnia salvo artificios sin estruendos que son permitidos como los fósforos, estallos, estrellitas, bengalas sin humo, volcanes, fuentes con efecto lumínico, morteros con efecto color, candelas, tortas de efecto lumínico, cañas voladoras y giratorias.

Un aviso de la Municipalidad de Viedma donde advierten sobre la prohibición del uso de pirotecnia de estruendo.

Sin embargo, ni la medida ni la legislación alcanzaron para evitar el estruendo que se escuchó durante los primeros minutos de Navidad en la ciudad. En diferentes barrios de la capital rionegrina el estruendo generó muchas complicaciones.

 

La venta ilegal de pirotecnia fue el principal problema en Viedma

Al igual que en otras ciudades de la región, la venta ilegal en sitios web de pirotecnia no está permitida en Viedma. Aún así, fue el lugar donde más se compraron estos artefactos que dañan el medio ambiente y perjudican la integridad física de las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) y los animales.

La pirotecnia de estruendo es prohibida en la mayoría de las ciudades de la región.

En esta Navidad la mezcla de falta de empatía y de educación, fueron determinantes para que la pirotecnia de estruendo sea un gran problema a pesar de la ordenanza de prohibición y la campaña de concientización en Viedma.

Por otro lado, desde la Fundación Faro Patagonia, una asociación que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas autistas en Neuquén, señalaron que durante la jornada de Nochebuena recibieron cientos de denuncias sobre venta de pirotecnia.

Más de

Otras Noticias