Lázaro Báez, ya sin el apoyo de los Kirchner, despediría a 1700 empleados

El titular de Austral Construcciones reclama una deuda de casi 400 millones de pesos
miércoles, 06 de enero de 2016 · 00:00
SANTA CRUZ.- Lázaro Báez y la familia Kirchner parecen ser ahora desconocidos. Los llamados dejaron de ser atendidos y el apoyo, se terminó. El empresario santacruceño, vive horas críticas. Con sus empresas sumergidas en una profunda crisis económica, y sin respuesta de la gobernadora de la provincia de Santa Cruz, Alicia Kirchner, ni del gobierno nacional, Báez decidirá en las próximas 24 horas una ejecución clave: despedir o no a 1700 personas y poner a disposición del Ministerio de Trabajo certificados de obra por más de 300 millones para liquidar las deudas con los trabajadores.

Es que para el mítico santacruceño todo se derrumbó con el fallecimiento de su amigo, el ex presidente Néstor Kirchner. Está dolido y triste con una familia a la cual sintió como propia. En cualquier charla, él no niega haber hecho negocios con Kirchner, con él, por él y para él, pero niega cualquier delito: "Que la Justicia lo pruebe, yo no me escondo como otros, me presenté en todas las causas".

La crisis tiene números concretos: Austral Construcciones tiene 14 obras de rutas nacionales vigentes en la provincia de Santa Cruz y certificados de obras a cobrar por 380 millones de pesos, deuda que se mantiene desde agosto y que nunca tuvo respuesta por parte de la administración kirchnerista, aunque sea difícil de creer.

En sus reproches no aparece Mauricio Macri, a quien entiende, y a quien no le da ningún tipo de responsabilidad en su actual situación. "Están haciendo lo que hubiese hecho cualquier gobierno". Incluso se lamenta: "Si no fuese por nuestra situación, este Gobierno es ideal para crecer. Se van a respetar a las empresas, los contratos, será todo con seriedad".

Por estas horas, Río Gallegos, la capital provincial, está sitiada por trabajadores de Austral que le reclaman a Lázaro el pago de la segunda quincena de diciembre y el aguinaldo: un total de 25 millones de pesos. 

Al repasar la erosión con la familia Kirchner, Báez apunta contra Cristina y Máximo, a quienes les reprocha no haber tenido respeto por la relación que él tenía con Néstor. En los dardos también caen el ex ministro de Planificación, Julio De Vido y su secretario de Obras Públicas, José López. "Ellos dos congelaron absolutamente todo por pedido de la señora. Está todo presentado, nunca pedí privilegios pero solo exigía que se cumpla con los compromisos asumidos como Estado", le explicó ayer por teléfono a un funcionario provincial.

Báez explicó que habló con la gente de carrera de Vialidad Nacional pero que no pueden dar respuesta porque la nueva administración todavía no designó a la dirección política. Ayer, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, aseguró que a Báez se le pagará todo lo que se debe y que haya sido debidamente certificado. En las últimas horas, en Río Gallegos, recibieron ese mensaje con esperanza. (Redacción especial Minuto Neuquén)


Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias