Salud

La espalda y la espina dorsal

Algunas recomendaciones de cómo cuidar la espalda y prevenir dolores en dicha zona.
sábado, 17 de octubre de 2009 · 00:00
La espina dorsal está hecha de 24 huesos individuales llamados vértebras que están empalmados unos encima de otros. Por dentro de la columna corre una importante estructura neurológica llamada médula espinal, encargada de transportar la información desde las distintas partes del cuerpo hacia el cerebro y viceversa.

Las vértebras están separadas por discos suaves de cartílago que se desempeñan como absorbentes de impactos, y también ayudan a la espalda a doblarse, torcerse y moverse rotativamente. Los músculos del estómago proporcionan la mayor parte del apoyo a la columna, así como los muchos músculos y ligamentos que pasan de arriba hacia abajo por la espalda.

Evitar una lesión de la espalda es mucho más fácil que curarla. La prevención es importante porque la espalda brinda la posibilidad de caminar, sentarse, pararse, correr, etc. La mayoría de dolores de espalda surgen de utilizar la espalda de manera impropia. Por lo tanto, aprender algunas reglas básicas de como levantar pesos, sostener posturas y realizar el ejercicio adecuado pueden ayudarle a mantener su espalda en buena forma. La prevención es la mejor actitud que podemos tomar no sólo en éste, sino en muchos aspectos de nuestra salud. Para ejercitarla es necesario contar con una mínima información y aconsejamiento profesional. (*)

Consejos sanos
 
Actividad física
 
Hacer ejercicios apropiados fortalece los músculos de la espalda y el abdomen, proporcionando una postura adecuada y reduciendo las tensiones. El tener una espalda y músculos abdominales fuertes es importante para facilitar el trabajo al que exponemos la espalda cada día. Haciendo simples ejercicios, fortalecemos no solamente la espalda sino que también reducimos la tensión.
Además de tener un efecto saludable, el ejercicio ayuda a mejorar la apariencia estética. Consulte con su médico en cuanto al mejor ejercicio para cada caso.

Peso corporal

El sobrepeso general y en especial la barriga ejercen una sobrexigencia sobre los músculos de la espalda y el abdomen. Tratamos de sostener el peso de la parte anterior del cuerpo inclinándonos hacia atrás, y causando un esfuerzo excesivo en los músculos inferiores de la espalda. Perdiendo peso se puede reducir este esfuerzo y los dolores que acarrea. Un profesional idóneo podrá delinear el plan de dieta más apropiado para Ud.

Adecuada postura

Podemos evitar muchos dolores de espalda aprendiendo a sentarnos, pararnos y levantar correctamente objetos pesados.

• Evite una postura floja al sentarse: ésta hace que los ligamentos de la espalda, no los músculos, se jalen y duelan, ejerciendo presión sobre las vértebras. El mejor modo de sentarse es recto, manteniendo la parte inferior de la espalda pegado al respaldo de la silla, con los pies fijos en el piso y las rodillas ligeramente un poco más altas que las caderas. Es necesario también aprender a pararse con la cabeza en alto y los hombros hacia atrás.

• Duerma en un colchón firme o coloque una madera entre la base de la cama y el colchón para un buen apoyo de la espalda. Un colchón demasiado suave podría ser la causa de una espalda torcida o desbalanceada. Se puede dormir de lado con las rodillas dobladas o boca arriba con una almohada bajo las rodillas para apoyo.

• Conduzca con la espalda pegada al asiento del coche, acercándose al volante para que las rodillas estén dobladas y un poco más altas que las caderas.

Evitar accidentes

El levantar objetos es una actividad de riesgo para la espalda, y muchas veces lo hacemos en forma despreocupada. Lamentablemente, mucha gente desempeña el levantamiento incorrectamente, resultando un esfuerzo innecesario para la es

Otras Noticias